TELESFORO RUBIO | Ex comisario general de Información | Cambios en el Gobierno

La pieza a batir que señaló el PP

Telesforo Rubio, ex comisario general de Información, se convirtió desde prácticamente los primeros días de gestión del Gobierno socialista en la pieza a batir en la que se fijó el PP dentro de su estrategia para sembrar de sospechas la investigación del peor atentado en la historia de España.

Con motivo de la comisión de investigación del 11-M, el PP quiso hacer aparecer a Telesforo Rubio como un hombre contaminado por su afinidad socialista. Cuando ocurrió el atentado era comisario jefe del distrito madrileño de Chamartín.

Durante su mandato como jefe de la lucha antiterrorista se desarticuló la cúpula de ETA con la detención de Mikel Antxa y a varias células terroristas islamistas que preparaban atentados en España.

Más información

A medida que el PP y sus sectores afines sacaban punta al sumario del 11-M para desprestigiar la investigación y sembrar de sospechas a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, Telesforo Rubio se fue convirtiendo en la diana perfecta contra la que disparar.

En los últimos meses, el juez Fernando Grande- Marlaska suministró nuevos motivos para que el PP volviese a poner en duda el trabajo de Telesforo Rubio.

El juez Grande-Marlaska le apartó de la investigación que dio lugar a la desarticulación del aparato de financiación de ETA. La operación estuvo a punto de fracasar como consecuencia de que un policía, aún no se sabe quién fue, filtró a uno de los etarras investigados que le seguían en relación con la financiación de ETA. Grande-Marlaska ordenó investigar la filtración y el juez Garzón mantiene abiertas las pesquisas. Nadie pudo demostrar la participación de Telesforo Rubio en esos hechos. El ministro Alfredo Pérez Rubalcaba ensalzó ayer su trabajo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0008, 08 de septiembre de 2006.

Lo más visto en...

Top 50