EL ÚLTIMO DIÁLOGO CON LA BANDA | El proceso de diálogo para el fin del terrorismo

Zarzalejos a Antza: "No venimos a la derrota de ETA"

Mariano Rajoy, líder del PP, se refirió ayer al último diálogo mantenido por un Gobierno con la banda terrorista ETA. Ocurrió en mayo de 1999, ocho meses después de que los terroristas declararan una tregua indefinida. Rajoy explicó ayer que aquel diálogo de un Ejecutivo del PP sólo tuvo como fin comprobar si ETA estaba dispuesta a dejar las armas. Como no fue posible, no hubo nuevas conversaciones, según Rajoy. "Nosotros, en 1999, le pedimos el apoyo al resto del arco parlamentario para hablar con ETA para ver si su decisión de dejar las armas era irreversible. Y para eso se nos dio el apoyo (...). Cuando hemos sido Gobierno, lo que hemos hecho cuando ETA declaró una tregua en 1999 fue negarnos a una negociación política".

Más información

Del contenido de las conversaciones de aquella reunión entre los enviados por el Gobierno -Javier Zarzalejos, Ricardo Martí Fluxa y Pedro Arriola- y la cúpula de ETA -Mikel Antza y Belén González Peñalva-, los terroristas levantaron acta, que dieron a conocer algunos meses después. Ni el Gobierno del PP ni los mediadores presentes en aquella conversación desmintieron su contenido. Lo que sigue resume lo que dijeron los distintos interlocutores del Gobierno en aquel encuentro con el jefe de ETA.

Zarzalejos. "Nosotros no planteamos ese diálogo en términos de persuasión de una parte a la otra. Nosotros no queremos que dejen de ser independentistas, socialistas. Ustedes han puesto Lizarra. Ahora hay una confrontación política".

Arriola. "Mientras esté este presidente, sí sabemos que ninguna conversación será una trampa. Sería una barbaridad desde todo punto de vista".

Zarzalejos. "No venimos a convencerles de que dejen de ser una organización armada. Es una decisión suya en función de sus análisis. Eso será un desarrollo unilateral de ETA por razones estratégicas, de evolución, de eficacia... No venimos a ver si ustedes van a mantener la tregua. Es ETA la que decide. Hemos llegado a una situación de no violencia sin contactos, ninguna parte ha condicionado a la otra. Queremos que esto continúe, que haya un nivel de comunicación... Queremos saber cómo se puede consolidar un escenario de cese de la violencia y de apertura a la normalización".

Arriola. "Si Aznar no admitiera la existencia de un conflicto que es evidente, no hay más que ver la Historia y las hemerotecas, no estaríamos aquí. Hace 25 años, el escenario era distinto. No había la Constitución española. No estamos hablando de un tema de competencias (...). Desde su lógica, el último momento sería: tres provincias más una más tres unificadas e independientes. Es claro que es lo que ustedes quieren. Por otro lado tenemos la Constitución. No somos capaces de averiguar el futuro. Hay que crear una nueva dinámica y lo que decidan los ciudadanos. Si la mayoría del Parlamento español lo decide, si la mayoría de los ciudadanos lo decide, entonces OK".

Zarzalejos. "Hemos hecho un esfuerzo de acercamiento... No venimos a la derrota de ETA".

Los interlocutores del Gobierno y el jefe de ETA se citan para una próxima reunión y hablan de fechas. Zarzalejos plantea que el verano no es el mejor tiempo y Arriola le corrige. Pero nunca hubo una segunda reunión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 29 de junio de 2006.

Lo más visto en...

Top 50