Reportaje:

Un año sin respuestas

El joven detenido por un agente de Sabadell tras pegar adhesivos contra el alcalde sigue sin respuesta a su denuncia

Ha pasado más de un año desde que el alcalde de Sabadell, el socialista Manuel Bustos, anunció la apertura de un expediente al agente que detuvo a un joven, David, de 14 años, por pegar adhesivos en los que podía leerse: "¿Estilo Bustos? No, gracias". También han pasado ya 12 meses desde que el padre de David, Jordi, interpuso una denuncia en la que se enumeran los delitos "de amenazas y contra los derechos individuales, detención ilegal y lesiones" contra el agente en cuestión, en el juzgado número 2 de Sabadell.

No obstante, a día de hoy todavía no ha conseguido ninguna respuesta. Ni siquiera qué ocurrió con el expediente. El padre del joven, ante la falta de información, presentó una instancia el pasado 29 de marzo pidiendo el informe policial. Al no obtener respuesta, se ha dirigido al Síndic de Greuges de Sabadell, con el que tiene que reunirse la semana próxima.

Por un error, la denuncia de David fue enviada al Tribunal de Menores

El de la denuncia es otro recorrido. "Es un quebradero de cabeza y muchas horas", asegura el padre de David. Las últimas semanas han sido un ir y venir a los juzgados. El problema es que hubo "un error" y se envió el original de la denuncia que interpuso en junio del 2005 al Tribunal de Menores. "No tiene ningún sentido porque el agente no es menor de edad". Simplemente, se admite desde la oficina de prensa del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, alguien se equivocó y adjuntó el original de esta denuncia con otra, la de la policía contra el joven. Esta última fue archivada.

"He tenido que volver a presentar la denuncia, por teléfono. Me aseguraron que la había perdido", explica el padre. Según el TSJC, sin embargo, la denuncia "no se ha perdido", pero admiten que el traspapeleo ha comportado "una dilación en el caso".

Pese a las dificultades, el padre de David insiste en saber qué pasó con el agente que detuvo a su hijo por enganchar adhesivos. "Simplemente, quiero una respuesta" y que el agente en cuestión "al menos reflexione sobre lo que hizo".

El Ayuntamiento de Sabadell no quiere, de momento, hacer público el resultado del expediente, que se cerró el verano pasado. Su argumento es que existe un proceso judicial en marcha. No obstante, y según ha podido saber este periódico, el expediente concluye: "El agente no vulneró la legalidad, pero en su actuación hubo una falta de profesionalidad, por lo cual se le insta a actuar con más celo profesional".

El joven David, que asegura que se siente impotente ante la falta de respuestas, escribió un relato de todo lo que sucedió horas después de salir de la comisaría para no olvidar ningún detalle. En su escrito explica que cuando el policía lo "tiró contra la pared y lo agarró por el cuello", le espetó: "como te muevas te mato", cogió la emisora y dijo: "Lo tengo, traed refuerzos". En aquel momento "grité 'por favor, que alguien me ayude que me estás haciendo daño". "La gente me preguntó qué había hecho y yo respondí: 'Pegar adhesivos".

La detención del joven suscitó una gran polémica en Sabadell. Fue el 14 de abril de 2005 cuando David acabó esposado y detenido por enganchar los polémicos adhesivos. Al poco tiempo, el teniente de alcalde del Área del Territorio, Francisco Bustos, hermano del alcalde, dejaba sus responsabilidades al frente de la policía municipal. Una semana después se convocaron dos manifestaciones en contra del "estilo del alcalde". En pocos días, los dos socios de gobierno del PSC, ERC e ICV-EUA abandonaban el gobierno municipal.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS