El futuro de Euskadi

El PP presenta la única resolución sobre ETA del debate de la nación

"El cese definitivo de cualquier actividad delictiva y la desaparición de la banda terrorista ETA deben ser condiciones necesarias y previas a cualquier otra iniciativa". Éste es el punto cuarto de la resolución sobre el fin del terrorismo que anoche registró el PP, y con la que pone fin a la moratoria de lucha partidista sobre la política antiterrorista que Mariano Rajoy anunció en su reunión en La Moncloa con José Luis Rodríguez Zapatero tras la declaración de alto el fuego de ETA.

El PSOE tildó este punto cuarto de "inaceptable e inadmisible". Sólo el PP presentará una resolución sobre el fin del terrorismo, para su discusión y votación el martes, como conclusión del debate sobre el Estado de la nación de este año.

Más información

Los primeros tres puntos de la resolución del PP detallan la posición de ese partido ante el alto el fuego de ETA. En primer lugar, afirma "que no se puede pagar ningún precio político por el cese de la actividad terrorista". Como posibles "precios políticos" destaca el rechazo al derecho de autodeterminación y a cualquier cambio de estatus político para Navarra. "El derecho de autodeterminación no tiene cabida en nuestro derecho constitucional", se afirma en la resolución del PP. Y "la alternación del actual estatus de Navarra sólo puede hacerse respetando la libre decisión del pueblo navarro y de sus instituciones representativas, de acuerdo con la Constitución y el Amejoramiento del Fuero". Además, recuerda que "el artículo 145.1 de la Constitución prohíbe cualquier federación entre comunidades autónomas".

Ni diálogo ni mesas

El segundo punto de la resolución popular insiste en que "el Estado de derecho no puede estar en tregua, y que al Poder Judicial, al Ministerio Fiscal y a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad corresponde hacer valer la plena vigencia del mismo". En este sentido, subraya que "Batasuna es una organización ilegal y terrorista, y declara que no cabe iniciar ningún diálogo político ni constituir mesa alguna para dar respuesta a los terroristas".

En tercer lugar, el PP "expresa su reconocimiento a las víctimas del terrorismo, que son quienes más directamente han sufrido las consecuencias del fanatismo terrorista".

El año pasado se presentaron dos resoluciones: una respaldada por todos los grupos menos el PP, y otra del PP. La única que resultó aprobada, con el solo rechazo de los populares, afirmaba: "Si se producen las condiciones adecuadas para un final dialogado de la violencia, fundamentadas en una clara voluntad para poner fin a la misma y en actitudes inequívocas que puedan conducir a esa convicción, apoyamos procesos de diálogo respetando en todo momento el principio irrenunciable de que las cuestiones políticas deben resolverse únicamente a través de los representantes legítimos de la voluntad popular".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0001, 01 de junio de 2006.

Lo más visto en...

Top 50