La dirección regional ralentiza la designación de Gallardón

La dirección regional del Partido Popular ha decidido ralentizar la proclamación de Alberto Ruiz-Gallardón como candidato a la alcaldía de Madrid. Fuentes de la dirección han señalado que la presidenta Esperanza Aguirre no quiere precipitarse por si hay cambios en el partido a escala nacional que "aconsejen" mover ficha.

El PP proclamará la semana próxima a sus candidatos a las comunidades autónomas y ha previsto que la designación de los candidatos a los Ayuntamientos se realice en septiembre. "Aunque en el caso de Madrid", señaló un miembro de la directiva regional, "la presidenta podría ver conveniente adelantar los nombres en algunas localidades en que están ya claros los cabezas de lista".

En el caso de Madrid, la intención de Aguirre es ralentizar cualquier decisión que haya que tomar. Ayer, el vicepresidente Ignacio González aseguró que Gallardón tiene "muchas papeletas" para ser candidato, pero luego matizó que quien se comprometa a ir en una lista tiene que acabar la legislatura, aunque al final agregó: "Si no hay una decisión política que lo impida". Muchos entonces pensaron en Gallardón.

El alcalde de Madrid es una de las personas del núcleo duro del presidente del PP, Mariano Rajoy, y su nombre está en la recámara si el partido a escala nacional lo necesita. Aguirre conoce esta posibilidad y por eso ha trasladado a sus más íntimos colaboradores -Ignacio González (jefe del comité electoral), Francisco Granados (secretario general del PP de Madrid) y Juan José Güemes (secretario de Comunicación)- su decisión de agotar los plazos antes de proclamar a Gallardón.

El 'número dos'

La presidenta del PP regional está decidida a intervenir en la confección de la lista del Ayuntamiento. Gallardón ha dicho que quiere llevar de número dos a Ana Botella, y ésta ha aceptado. Eso significa que la concejal de Empleo y Servicios al Ciudadano será la vicealcaldesa, porque ella quiere el puesto con todas las consecuencias. Esta situación haría variar el cometido del hoy vicealcalde Manuel Cobo.

Fuentes de la directiva regional aseguran que Aguirre quiere apartar de la lista a Cobo, al que no perdona que intentase competir contra ella por la presidencia del PP de Madrid. Cobo ha dicho que quiere ir en la lista de Gallardón y que le es indiferente en qué puesto.

Sobre la situación del concejal de Seguridad, Pedro Calvo, tras la crisis de los parquímetros, estas fuentes del PP aseguran que es "firme". "Fue una de las personas a las que Aguirre ofreció un puesto en la actual directiva", aseguran.

Aguirre tiene, en cambio, algunos nombres que negociar con Gallardón. Quiere que personas de su confianza entren en la lista municipal, tales como Juan Soler, portavoz adjunto del PP en la Asamblea, y que otros que ya están en los escaños del grupo municipal mejoren su posición, tales como Ángel Garrido, Íñigo Henríquez de Luna y Carlos Izquierdo, considerados como el ala más derechista del partido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0023, 23 de mayo de 2006.

Lo más visto en...

Top 50