59º Festival de cine de Cannes

Un homenaje "al cine, al amor y a la política"

"La derrota de Silvio Berlusconi no ha restado importancia a El caimán, porque la película no es sólo sobre ese político, sino sobre Italia y sobre cómo la sociedad se acostumbra a vivir con un dirigente que no llega a respetar las instituciones. No podemos olvidar que ha tardado 15 días en reconocer que perdió la posibilidad de gobernar y se estuvo resistiendo a dejar el poder, y eso considero que es absolutamente grave", dijo ayer el cineasta italiano Nanni Moretti a los pocos minutos del pase de la película, que arrancó unos breves aplausos entre los asistentes a la proyección.

"La agresividad y la manera de gobernar de un hombre que ha tenido en sus manos el control de la mayoría de los medios de comunicación, es algo que no se puede volver a repetir ni en mi país ni en ningún otro", sostiene Moretti. "Todavía estamos lejos de normalizar la situación".

El realizador habló de cómo inició el proyecto cinematográfico cuando estaba preparando un documental sobre Berlusconi en 2001 y cómo decidió, a través de cuatro personajes, mostrar lo que ha sido este político "nefasto" para su país. Dijo sentirse mejor desde que Berlusconi perdió las elecciones pero afirma que no desea volver a votar en un país en el que uno de los dos candidatos que compiten posee tres canales de televisión. Moretti considera que su película es "un homenaje al cine, al amor y a la política", pero no deseaba centrarse sólo en el último de los aspectos y "sobre un personaje que a mí no me gusta en absoluto y que políticamente es muy peligroso", señala. "He hecho una película de ficción basado en algunos elementos de Berlusconi".

El cineasta italiano asegura que El caimán habla de la vida, de la política y de cómo una sociedad se ve arrastrada por las decisiones de un hombre que se cree en posesión de la verdad.

Y de historias que hablan de la realidad, aunque en esta ocasión bien diferente a la de Italia, es World Trade Center, de Oliver Stone, un filme en el que el director narra a través de un grupo de policías neoyorquinos los acontecimientos que rodearon los atentados de las Torres Gemelas en Nueva York.

Fueron 20 minutos de proyección los que se exhibieron en Cannes de una película que se estrenará en agosto en Estados Unidos, y que está protagonizada por el actor Nicolas Cage. El cineasta dijo tras la proyección que lleva dos décadas luchando para hacer historias de los que viven los acontecimientos históricos en primera línea. "Películas como ésta o Platoon, de la que se cumplen ya 20 años, deben existir para enfrentarse al poder y al extremismo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0022, 22 de mayo de 2006.

Lo más visto en...

Top 50