Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Saramago cierra hoy en Alicante un ciclo sobre los esclavos actuales

El debate sobre los esclavos del siglo XXI centrará el seminario que durante esta semana reúne en Alicante a intelectuales como Ignacio Ramonet, José Saramago y John Berger. El Aula de Cultura de la CAM alberga un ciclo de películas y conferencias que concluirá hoy con la intervención del premio Nobel de Literatura José Saramago, que ofrecerá una conferencia con el título Por un mundo sin esclavos y sin cadenas.

Ayer intervino la dirigente del Movimiento Sin Tierra (MST) de Brasil Ivanette Tonin, que reconoció que el modelo económico que impera en ese país, en el que la propiedad de la tierra "está en manos de grandes grupos económicos", sobre todo extranjeros, impide una reforma agraria. Tonin, que pronunció una conferencia sobre la situación de los campesinos en Brasil, es miembro de la dirección nacional del MST, uno de los movimientos sociales más importantes de América Latina. La dirigente aseguró, en declaraciones a Efe, que los campesinos brasileños "son aún esclavos en el día de hoy", ya que el modelo económico de este país "impide que existan condiciones que permitan a los campesinos producir comida". Tonin lamentó que en Brasil "grandes grupos extranjeros, fundamentalmente del norte, de Japón y de Europa, controlen la producción, la industria y el comercio, y consiguen lucrarse a través de ayudas bancarias", por lo que "imponen a los campesinos más miseria y hacen que cada año pierdan más sus tierras".

En este sentido, criticó que el Gobierno presidido por Lula Da Silva mantenga esta dinámica desarrollada por sus predecesores, y en la que "sólo los grandes grupos económicos pueden producir alimentos, generalmente destinados a la exportación".

Grupos económicos

Tonin indicó que, actualmente, estos "grandes grupos económicos siguen comprando grandes extensiones de tierra para plantar árboles exóticos de los que extraer celulosa, y para producir otros productos para la exportación, como la soja, el tabaco y la caña de azúcar". La dirigente del MST afirmó que, aunque en Brasil se está tratando de realizar una reforma agraria, no es la que este movimiento social desearía, por lo que aseguró que los miembros de este colectivo están "decepcionados" con el Gobierno, puesto que esperaban que en este periodo el país hubiera "experimentado mayores reformas".

El pensador John Berger, que inauguró el ciclo, reflexionó sobre el problema de la inmigración clandestina. Para Ramonet, coordinador del seminario, el fenómeno de inmigración de hoy en día podría compararse al del siglo XIX, "cuando millones de personas partieron de Sicilia, Polonia, Irlanda o Galicia para enriquecer con su trabajo países de inmigración como Australia o América". Berger advirtió que la novedad del fenómeno radica en que los inmigrantes han dejado de ser una minoría y "son una mayoría" con ansias de derechos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 5 de mayo de 2006