Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FORO DIGITAL

¿Deben reconocerse plenamente los derechos laborales y sociales de las prostitutas?

Sí, y además cuanto antes. Sus derechos y también sus obligaciones, que muchas veces se habla sólo de derechos y estas últimas se olvidan. En cuanto se les concedan todos los derechos, deberán contribuir como el resto de los españoles al sostenimiento de los gastos públicos, en vez de limitarse a lucrarse ellas mismas o a unos pocos. Eso sí, me refiero siempre a la prostituta por convicción, la que ejerce libremente. Cosa muy distinta es la explotación sexual de la mujer por parte de mafias. Aquí no caben derechos sino la más fuerte actuación del brazo de la ley. Pimpinela.

Puestos a regular, sería importante también hacerlo con los lugares y las horas. Por ejemplo, la situación en los alrededores del Parque de Atracciones de Madrid resulta, a las cuatro de la tarde, grotesca y surrealista. Carmen.

Mantener a las prostitutas en la ilegalidad les aboca a la marginalidad y la indefensión. En muchos casos, lo único que se consigue es ponerlas en manos de mafias que las explotan, llegando casi a la esclavitud. La mejor forma de evitarlo es legalizar esta actividad, reconocer los derechos de las prostitutas y, por lo tanto, sus obligaciones como trabajadores legales. Kargrato.

Aunque su raíz es la desigualdad de la mujer, ahora hay que regularizar totalmente esta actividad, con la única intención de minimizar sus riesgos. También hay que trabajar por hacerla innecesaria paulatinamente, como ya ha ocurrido con otras actividades. La sociedad ha sido, y es, muy hipócrita con este tema: todos necesitamos y tenemos derecho a disfrutar del sexo. Si el sexo no hubiera sido satanizado durante siglos, habría sido más difícil convertirlo en moneda de cambio. Ravachol.

Sin duda alguna. El mercado del sexo requiere regulación, para el bienestar de todos los implicados. Cuurro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de abril de 2006