Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuatro 'narcos', excarcelados tras la pérdida de cintas en el juzgado de Del Olmo

El Supremo ordena repetir el juicio y anticipa su decisión a la Audiencia para que los vigile

La excarcelación de cuatro narcotraficantes turcos condenados a penas de entre 15 y 30 años de prisión estaba tramitándose anoche al haber decidido el Tribunal Supremo repetir su juicio y el de otros 24 narcotraficantes, tras haber desaparecido del Juzgado Central 6 de la Audiencia Nacional, que dirige Juan del Olmo, la mayoría de las cintas que contenían las escuchas telefónicas a los jefes de la red. Los cuatro narcos de nacionalidad turca llevan cinco años en la cárcel, tiempo que excede del máximo de cuatro en prisión provisional.

Fuentes del Supremo dijeron que conocían la situación de algunos de los condenados y por ello notificaron la decisión por fax a la Audiencia Nacional, para que ésta pueda adoptar medidas cautelares de vigilancia del estilo de las ordenadas respecto a cuatro islamistas recientemente excarcelados por cumplimiento del tiempo máximo en prisión. La Sala de lo Penal del alto tribunal anticipó el fallo y lo notificó a la Audiencia. La sentencia íntegra se conocerá la próxima semana.

Según fuentes de esa Sala, el Supremo se enfrentaba a la disyuntiva de ordenar la repetición del juicio o absolver a los principales acusados, ya que el fiscal, ante la desaparición del juzgado de Del Olmo de decenas de cintas con las conversaciones correspondientes a 13 números de teléfono que utilizaban los cabecillas de la red, no podía oponerse a los recursos de 10 de los 28 condenados.

El Supremo ha aprovechado que Del Olmo notificó la aparición en su juzgado de unas cintas de la causa dos días después de conocerse públicamente la desaparición, para ordenar que se repita el juicio. En realidad, la recuperación de esas cintas apenas tendrá incidencia en el nuevo juicio, ya que ninguna de ellas contiene conversaciones de los principales cabecillas turcos de la red, que anoche estaban a punto de salir de la prisión de Soto.

Según fuentes de la defensa, los turcos Rahmi Bayrak, condenado a 31 años de cárcel por delitos de narcotráfico y blanqueo; Heiribey Yihmaz y Erdem Coskum, con penas que totalizan 27 años por los mismos delitos; y Cervat Ertugrull, condenado a 20 años por narcotráfico, tendrán que salir de la cárcel donde han cumplido ya cinco años. Las excarcelaciones podrían extenderse quizá a otros incriminados que llevan también más de cuatro años en prisión, como el español David Moratalla.

La desaparición de las grabaciones del juzgado de Del Olmo fue reconocida en enero de 2004, aunque fuentes de la defensa creen que la pérdida viene de mucho tiempo atrás. En julio de 2001 algunos de los turcos detenidos que desconocían el castellano alegaron que las conversaciones que se les atribuían en las grabaciones estaban en esta lengua, por lo que no podían ser ellos los interlocutores a los que se había grabado. Sus abogados pidieron una prueba de voz, pero ésta se fue dilatando en el tiempo a base de pedir precisiones sobre las conversaciones, limitarla al castellano y no al turco o aprobarla para sólo uno de los detenidos.

Condenados sin cintas

En enero de 2004 el juez reconoció por primera vez la pérdida de las cintas y en marzo del mismo año concluyó el sumario sin las cintas de 13 números de teléfono y sin que se realizasen las pruebas de voz que pidió la defensa. La Fiscalía Antidroga instó su búsqueda en todos los posibles lugares de depósito de la Audiencia Nacional, pero se llegó al juicio sin ellas. A pesar de ello, la Audiencia admitió las transcripciones y el testimonio de los policías que dijeron haberlas oído, y con esa prueba condenó a 28 de los acusados, y entre ellos a los jefes de la organización, a penas de entre 15 y 31 años de cárcel.

Al llegar al Supremo los recursos de los condenados, la Fiscalía se vio forzada a informar de que "no existe ningún precepto que exija la transcripción de las cintas", pero si se utilizan transcripciones, sólo tendrán autenticidad "si están debidamente cotejadas bajo la fe del secretario judicial". La Fiscalía informó de que en la Audiencia se infringió la legalidad, al no existir tal cotejo del secretario. Por ello, se vio forzada pedir que se estimaran los recursos de los condenados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de abril de 2006