Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francesc Mitjans, premio Camuñas de Arquitectura

El arquitecto catalán Francesc Mitjans, de 96 años, autor del estadio del Camp Nou y el Real Club Náutico, de Barcelona, ganó ayer el XII Premio Antonio Camuñas de Arquitectura en reconocimiento de la "calidad y alto nivel" de sus obras y proyectos, y por su defensa de una disciplina y sus valores, según el fallo por unanimidad del jurado, presidido por José Antonio Corrales, ganador de la edición anterior. El presidente de la Fundación Antonio Camuñas (ww.fundacioncamunas.org), José Antonio Camuñas, destacó la trayectoria profesional de Mitjans, primer catalán que se premia, en unos momentos de "relaciones críticas" entre Madrid y Barcelona. En la nómina de premiados figuran Candela, Cano Lasso, Sáenz de Oiza, De la Sota, Fisac, Chueca Goitia, De la Hoz, Fisac, Picardo y Carvajal.

El premio, concedido entre 17 candidaturas, presentadas por colegios profesionales y academias de Bellas Artes, que incluye una medalla conmemorativa y la publicación de una monografía, se entregará en Barcelona el 8 de junio.

Escasa difusión

Juan Pablo Mitjans, también arquitecto, agradeció un premio que se suma a los últimos reconocimientos de la obra arquitectónica de su padre, "quizá un poco tardíos", con escasa difusión fuera de Cataluña. "No ha cultivado en absoluto difundir sus edificios; por eso hay tan poca bibliografía. En sus archivos, que se han entregado al Colegio de Arquitectos de Cataluña, hay más fotos de las obras iniciales y de los edificios cercanos que de las obras terminadas. Ha sido duro trabajar con él, porque era muy crítico con sus obras, que siempre quería mejorar. Anteponía su trabajo a todo lo demás. Hizo una arquitectura de la burguesía, de promotor privado, con unas viviendas de grandes espacios, siendo la distribución el elemento fundamental".

El arquitecto Gabriel Ruiz-Cabrero, miembro del jurado, sitúa la figura de Mitjans, titulado en 1942, en la Barcelona de los años cincuenta, con la creación del Grupo R, junto a arquitectos como Moragas, Sostres, Bohigas, Martorell, Coderch, "comprometidos con la arquitectura del movimiento moderno y con la presencia de profesionales europeos y americanos". "Ya se relacionan con una segunda generación del movimiento moderno, con Mitjans y Moragas, que hacen una crítica de la confianza en la técnica, en tiempos de posguerra, para retomar una condición más humana de la arquitectura. Entonces se vuelven hacia la arquitectura popular, como un modelo no contaminado con la violencia de la guerra".

Un edificio de viviendas en la Villa Olímpica, de 1989, es la última obra construida por Mitjans, que empezó a construir viviendas en los años cuarenta. En los cincuenta figuran la clínica Soler Roig, el estadio del Barcelona (1954), el hotel Araxa (Palma) y el Real Club Náutico, y en los sesenta, el cámping Ballena Alegre, el hotel Palma Nova y Palmyra, y el Banco Atlántico (en la Diagonal con Balmes). No deja de proyectar viviendas en la década siguiente en la Barcelona del Ensanche, junto a edificios para Telefónica, Consorcio Zona Franca y Banco Fierro.

Otros jurados señalaron aspectos de su arquitectura, como Gerardo Mingo, que se refirió al concepto de la "poesía de la experiencia", y Alberto Martínez-Castillo, que actuó de secretario, afirmó: "La razón le lleva a una idea de conciencia crítica que le lleva a distanciarse de sus propias obras para mejorar sus ideas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de marzo de 2006