Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CÁMARA OCULTA

A tus brazos otra vez

Hace 35 años, Gonzalo Suárez estrenó en el Festival de Cine de San Sebastián la película Aoom, y recibió un pateo que ha hecho historia. También fue admirado y aplaudido por jóvenes defensores del salto al vacío en el lenguaje cinematográfico... y de las películas sensoriales. En aquel tiempo se ponía en cuestión el sentido del cine y su lenguaje, y aparecían películas empecinadas en abrir caminos, que la mayoría de las veces no llegaron a puerto. Otras, siguen conservando el encanto de lo ingenuo, ese simpático aroma a inocentes osadías. Aoom levantó polémica aunque no volviera a verse en ningún cine, y Gonzalo Suárez la convirtió en leyenda de su propia biografía ya que en aquel festival había hecho largas migas con el rebelde Sam Peckinpah. Aoom fue una de las "10 películas de hierro" con que Gonzalo Suárez dijo querer renovar el cine español, y en todas ellas dio muestras de un brillante talento literario. Su película número 11, lógicamente titulada Epílogo, fue la mejor de todas: logró casar su espíritu rompedor con un mejor conocimiento del cine bien hecho.

Aoom acaba de regresar en DVD inserta en un libro titulado Dos pasos en el tiempo, que también incluye otra película de Suárez, El genio tranquilo, en la que el autor rememora con nuevas fantasías algunos pasajes de aquella intrépida Aoom, filmada en los mismos lugares asturianos: nostalgia, juegos, retruécanos, paisajes y gracioso ingenio hay en este regreso de Suárez a su mundo poético... y a su juventud.

En el multitudinario acto de presentación de este libro-cine, Gonzalo Suárez anunció su intención de proponer a Pedro Almodóvar como candidato a los próximos Premios Príncipe de Asturias. Si prospera la propuesta, Almodóvar va a tener un calendario bien apretado. Acaba de terminar una película excepcional, Volver, con un retorno a sus sentimientos más personales, a ese mundo propio que él ha convertido en algo universal a través de la sensibilidad de un humor inteligente. Volver se estrenará a mediados de este mes, y poco después, en abril, el autor deberá estar en París para la inauguración de la macroexposición con que la Cinemateca Francesa le rinde homenaje: es la segunda que se organiza en el nuevo edificio, obra de Frank Gehry, inaugurado hace unos meses con la muestra dedicada al maestro de maestros del cine francés Jean Renoir, junto a las pinturas de su padre, monsieur Auguste. Más tarde, en mayo, Almodóvar seguramente deberá estar en el festival de Cannes presentando Volver, con la que va a deslumbrar.

Gonzalo Suárez vuelve con su mítico cine explosivo, y Almodóvar lo ha hecho, asiendo la mano de Carmen Maura, a su vez regresada, en una comedia de autor donde encajan mágicamente las partículas de su mejor obra anterior. Es bueno volver a lo bueno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de marzo de 2006