La Junta eliminará los asentamientos de inmigrantes de Almería

Gobernación anuncia un plan que se pondrá en marcha en 15 días

La consejera de Gobernación, Evangelina Naranjo, advirtió ayer en Almería que no tolerará que los inmigrantes vivan en condiciones infrahumanas ni bajo plástico. Para ello ha acordado con los alcaldes de los municipios almerienses con mayor presión inmigratoria un protocolo de actuación que se pondrá en marcha en 15 días. La consejera dejó muy clara la filosofía del acuerdo: "Vamos a levantar los asentamientos".

El anuncio de la consejera coincidió ayer con la destrucción de un asentamiento en El Ejido que nada tiene que ver con el protocolo anunciado. Alrededor de una quincena de inmigrantes que vivían en varias chabolas y cortijos del paraje de Tierras de Almería, en El Ejido, fueron desalojados ayer por la tarde con una máquina excavadora que ha destruyó el asentamiento. Desde el Ayuntamiento ejidense se aseguró no tener conocimiento de esta acción y la Policía Local tampoco intervino, por lo que la hipótesis de que fuese un particular a través de una orden judicial tomó fuerza. El representante del Sindicato Obrero del Campo en Almería, Abdelkader Chacha, explicó que los inmigrantes, varones y de nacionalidad marroquí, se encontraban trabajando y que no fueron avisados para recoger sus cosas. Los extranjeros se trasladaron a menos de un kilómetro, a otro asentamiento. La máquina destruyó dos cortijos y cuatro chabolas.

Se calcula que un mínimo de 500 personas podrían vivir en asentamientos entre el Poniente y el Levante almeriense. Sólo en Tierras de Almería, (El Ejido), la ONG Almería Acoge contabilizó más de 100 personas. En Níjar la cifra se dispara y aumenta con núcleos y diseminados repartidos en anejos como Ruescas, Barranquete o San Isidro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 02 de marzo de 2006.

Lo más visto en...

Top 50