Evo Morales proclama en Bolivia la era de los pueblos indígenas

El presidente electo es nombrado Gran Cóndor

El cielo cubierto, con algunos rayos de sol que se abrieron paso en el mediodía boliviano, resaltó un mar de ponchos rojos pertenecientes a las autoridades de las comunidades indígenas que dieron el mando al Jacha Mallku (Gran Cóndor) Evo Morales, reconocido también como "presidente de los pueblos originarios de América Latina" en Tiwanaku, yacimiento precolombino a 60 kilómetros de La Paz. Hoy se celebrará el acto oficial en el que Morales jurará el cargo de presidente de Bolivia.

En una prolongada ceremonia llena de simbolismos, que comenzó en la pirámide de Akapana y concluyó en el observatorio solar de Kalasasaya, el aymara Morales fue purificado con saumerios tras haber recibido un gorro de cuatro puntas y un poncho rojo, color ceremonial, además de un bastón de mando de basalto. Así vestido, los sacerdotes le encomendaron a las divinidades y realizaron ofrendas a la Pachamama, Madre Tierra, para que le ayude en su tarea.

Más información

Morales se dirigió a unas 4.000 personas que soportaron estoicamente el frío viento del altiplano en un improvisado discurso, durante el cual anunció que ha comenzado "la era de los pueblos originarios" y que el poder político que se reconoció en Tiwanaku "va a cambiar la historia, la mala historia de los explotados, de los discriminados". "En el mundo, o gobiernan los ricos o gobiernan los pobres, tenemos la obligación y la tarea de crear conciencia en el mundo entero para que las mayorías nacionales, los pobres del mundo, conduzcan a sus países para cambiar su situación económica", dijo Morales. "El capital en pocas manos no es una solución para los pobres del mundo. Por eso, el modelo económico de privatizaciones tiene que acabar", dijo al prometer seguir los pasos de Tupac Katari y Ernesto Che Guevara. Representantes indígenas de toda América reconocieron a Morales como "presidente de los pueblos indígenas de América". Una apache, Voz de Águila y Fuerza de Oso, le entregó una pluma de águila como símbolo de la unidad de los pueblos indígenas, del cóndor y del águila, en un gesto que fue muy aplaudido.

Evo Morales, durante la ceremonia.
Evo Morales, durante la ceremonia.ASSOCIATED PRESS

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 21 de enero de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50