El consumo de 'cannabis' y alcohol entre los jóvenes se ha duplicado en ocho años

Una campaña municipal trata de llamar la atención de los padres

Casi la mitad de los jóvenes madrileños de entre 15 y 24 años ha consumido cannabis en el último año (con distintos grados de frecuencia); el 13,4% ha tomado cocaína, y hay un 13,8% de "bebedores abusivos". Estos porcentajes, obtenidos a partir de 7.670 entrevistas a adolescentes de la capital, duplican o triplican las cifras de hace ocho años. Además, uno de cada tres chavales y jóvenes de entre 12 y 24 años fuma a diario, y otro 12% lo hace de forma ocasional. Los niños empiezan a fumar y a consumir alcohol antes de cumplir 14 años. Y en Centro, Ciudad Lineal y Salamanca se consume mucha más droga que en los distritos con renta baja.

De los 7.670 adolescentes entrevistados entre abril y mayo del año pasado por el Instituto de Adicciones del Ayuntamiento, casi la mitad (el 45%) consumía alguna droga -principalmente, tabaco, alcohol o cannabis- y un 20% consumía más de una. El concejal de Seguridad y Servicios a la Comunidad, Pedro Calvo, hizo un resumen desolador: "Desde 1997 no se ha avanzado prácticamente nada en la lucha contra el tabaco, ha aumentado el porcentaje de bebedores abusivos de alcohol [se ha duplicado en ocho años], ha crecido significativamente el número de jóvenes que consumen cannabis, se ha producido un aumento en los consumos de cocaína y en las drogas de síntesis y alucinógenos. Y no hay que pasar por alto que, en ocho años, el consumo de tranquilizantes se ha multiplicado por tres".

Más información

La última macroencuesta del Instituto de Adicciones municipal se ha hecho a partir de entrevistas realizadas a 7.670 jóvenes de entre 12 y 24 años el pasado abril. Pero la comparación con los datos de los años 1997 y 1999 (véase gráfico) se ciñe al tramo 15-24 años. El concejal de Seguridad, Pedro Calvo, compareció ayer para dar cuenta de unos y otros, y, aunque admitió que algunas de las cifras son "alarmantes", insistió en su "relativo optimismo". "Los datos de consumo de drogas en la Comunidad de Madrid y en el conjunto de España son aún peores. Además, en Madrid se detecta un retraso en la edad de inicio al consumo de alcohol", argumentó.

El Ayuntamiento ha utilizado esta encuesta como base para una campaña de publicidad en televisión que llama la atención de los padres y les recuerda su responsabilidad a la hora de prevenir que sus hijos se inicien en el consumo de drogas. "Estamos hartos de ver cómo muchos padres, cuando el Samur les llama avisándoles de que su hijo está en coma etílico, en lugar de agradecérselo arremeten contra los profesionales sanitarios, y defienden a sus hijos. Hay muchos padres irresponsables", dijo el concejal.

- El primer cigarrillo, antes de los 14 años. El tabaquismo está más que extendido entre los adolescentes madrileños: sólo el 41,7% no ha fumado nunca. El resto fuma a diario (31,2%), lo hace de forma ocasional (12,5%) o es ex fumador (14,4%). Un 0,3% no contesta a la pregunta. El primer pitillo se lo encienden, de media, a los 13,8 años. Y no hay ya diferencias significativas entre chicos y chicas, a diferencia de generaciones anteriores. "Un dato [el de la incorporación plena de las chicas al consumo de tabaco] que podría dar lugar en un futuro a un aumento de la población fumadora adulta", advirtió Francisco Babín, director del Instituto de Adicciones.

- Los jóvenes beben mucho más, aunque empiezan más tarde. A pesar de los datos "alarmantes" o "muy preocupantes" contenidos en la encuesta municipal, el concejal Pedro Calvo pudo mostrar un "relativo optimismo" gracias a una cifra: la edad de inicio al consumo de alcohol es de 13,9 años. Muy pronto, sí, pero menos que en el año 2001, cuando se situaba en 13,4 años. "Aunque parece claro que los adolescentes no saben divertirse si no beben", el 44% consume alcohol el fin de semana, "también es cierto que empiezan a beber más tarde, y creemos que algo ha tenido que ver la aprobación de la ley antibotellón [en 2002, bajo Gobierno del hoy alcalde Alberto Ruiz-Gallardón]".

Calvo no entró a valorar, sin embargo, por qué se ha duplicado en ocho años el número de "bebedores abusivos" -jóvenes que consumen más de 100 mililitros de alcohol al día, equivalente a ocho cañas de cerveza, o 75 mililitros en el caso de las mujeres-, una cifra que ahora alcanza casi el 14% (28% en fin de semana) y era del 6,4% en 1997. La ley antibotellón prohíbe vender alcohol a menores y, a partir de las diez de la noche, a cualquier persona.

- Uno de cada 10 fuma hachís todos los días. Entre las drogas ilegales, el hachís es el favorito. La mitad de los encuestados lo había probado alguna vez, el 28% había consumido hachís en el último mes (un porcentaje que se elevaba al 48% en Hortaleza y Ciudad Lineal) y un 11,4% declaró que fumaba porros a diario. La edad de inicio, poco más de 15 años. En el tramo de edad 15-24 años, casi la mitad (un 45,1%) consumió hachís en el último año, más del doble que en 1997.

- El 18% ha probado la cocaína. Aunque el consumo de cocaína es minoritario entre los adolescentes, casi uno de cada cinco (18%) la ha probado, y el porcentaje de quienes la consumieron en el último año se ha triplicado: del 4,5% en 1997 al 13,4% de ahora. Un 5,7% de los encuestados había esnifado esta droga en el último mes, lo que equivale a unos 25.000 niños y jóvenes de entre 12 y 24 años.

- Heroína, tranquilizantes, anfetaminas y 'éxtasis'. Calvo se declaró sorprendido con el dato de consumo juvenil de alucinógenos (el 13% los ha tomado alguna vez),

éxtasis (12,3%) y anfetaminas (6,5%)

. Y subrayó otro dato: el número de jóvenes que toma tranquilizantes se ha triplicado desde 1997. La heroína tiene una presencia mínima: sólo el 0,8% de los jóvenes la ha probado.

Consumo por distritos

Hay tres distritos, los de Centro, Ciudad Lineal y Hortaleza, que superan la media de la ciudad en el consumo de todas las drogas, legales o ilegales (véase gráfico). Otro, Puente de Vallecas, está por debajo de la media en todos los parámetros. En Salamanca, uno de los distritos más ricos de Madrid, dos de cada tres jóvenes de entre 12 y 24 años consume alcohol de forma más o menos habitual, casi la mitad fuma hachís y un 16% había tomado cocaína en el último mes.

"Estos datos tienen que hacernos reflexionar. No podemos seguir aplicando las políticas de lucha contra la droga en función de estereotipos sobre el nivel de renta o clase social. Esos parámetros valían en los años ochenta, pero muchos de los distritos más castigados entonces están ahora a la cola, y viceversa", afirmó el concejal de Seguridad, Pedro Calvo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 10 de enero de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50