Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ávila abre un espacio fijo dedicado a su pasado celta

Tras potenciar en los últimos años los castros vettones para facilitar su visita, la Diputación de Ávila ha creado un espacio permanente dedicado a los vestigios de la cultura celta en la provincia abulense, Vettonia, cultura y naturaleza. Se trata de un centro de interpretación de un pueblo que data de hace más de dos mil años y cuyo mayor esplendor se sitúa entre los siglos IV y II antes de Cristo en las provincias de Ávila y Salamanca, y parte de las de Zamora, Toledo y Cáceres.

"Un espacio de referencia único en España" y "un espejo de la cultura primitiva". Así define Agustín González, presidente de la institución provincial, el centro de interpretación creado en el propio edificio de la Diputación, el Torreón de los Guzmanes, situado en el casco histórico de la capital y en el camino de las rutas -como la dedicada a Teresa de Jesús- que los visitantes realizan en la ciudad.

En 1.500 metros cuadrados divididos en una docena de salas se puede conocer el modo de vida de los vettones, que complementan la obligada visita a los castros de la provincia en lo que se ha venido a denominar "arqueoturismo".

La apertura del centro cuenta con el aliciente de la muestra temporal El descubrimiento de los vettones, que con 163 piezas cedidas por el Museo Arqueológico Nacional, permite observar hasta el 19 de febrero los primeros hallazgos (completos ajuares funerarios, armas, joyas y distintos utensilios) de esta cultura, muchos de ellos de los castros abulenses, que son precisamente los que pusieron de manifiesto sus diferencias en el conjunto de las culturas prerromanas.

Verraco de granito

A la entrada de Vettonia, cultura y naturaleza puede contemplarse un gran verraco de granito, de 3.500 kilos, ya que las esculturas zoomorfas de toros y cerdos son un elemento representativo de este pueblo, aunque se duda si tenían carácter de defensa -están situados en muchos casos a la entrada de los poblados- o de señalización de zonas de pasto.

La comisaria de la muestra temporal es Magdalena Barril, del Departamento de Protohistoria y Colonizaciones del Museo Arqueológico Nacional, y del centro de interpretación el arqueólogo profesor de la Universidad Complutense Jesús Álvarez Sanchos, quien destaca el interés por mostrar el modo de vida de los vettones, sus actividades, la arquitectura, cultura y ritos funerarios "de forma distinta a otros lugares de este tipo, de manera visual y dinámica". A la vez, también se explican las excavaciones, que comenzaron a finales del siglo XIX.

Desde finales de la pasada década, la Diputación Provincial de Ávila comenzó a recuperar los restos de una cultura más conocida por las referencias musicales celtas. Con la puesta en valor de los castros y la exposición Celtas y vettones, que hace cuatro años recibió 130.000 visitantes, se inició un camino que luego se ha desarrollado con el programa, no renovado, Interreg III-A Castros y Verracos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 12 de diciembre de 2005