LAS RELACIONES ENTRE EL GOBIERNO Y LA IGLESIA CATÓLICA

El Ejecutivo asegura que los convocantes de la concentración "no dicen la verdad"

Fernández de la Vega responsabiliza a la Conferencia Episcopal del desacuerdo educativo

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, aseguró ayer que "no está diciendo la verdad quien afirma que la Ley Orgánica de Educación (LOE) niega el derecho de los padres a elegir la educación de sus hijos". La víspera de la celebración de la manifestación contra la LOE, apoyada por una parte de los obispos, la vicepresidenta primera defendió su derecho a manifestarse, pero cuestionó sus causas. También responsabilizó a la Conferencia Episcopal de no haber querido llegar a un acuerdo con el Gobierno sobre la reforma educativa y la enseñanza de la religión.

Más información

La vicepresidenta primera del Gobierno fue contundente en el rechazo de los motivos de la manifestación convocada para hoy en Madrid por una decena de organizaciones católicas, y apoyada por el PP y el sector más conservador de la jerarquía eclesiástica. Los convocantes de la marcha afirman que la LOE puesta en marcha por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero vulnera la libre elección de centro escolar por los padres, el modelo educativo que quieren para sus hijos y el tratamiento de la enseñanza de la religión.

Fernández de la Vega replicó, tras el Consejo de Ministros, que "los padres que quieran que sus hijos estudien religión, la tendrán, y los que no, no. Y eso nadie de buena fe lo puede negar". "Lo que no es razonable es que unos intenten imponer su voluntad a los otros. En España, nadie va a imponer a nadie que estudie o deje de estudiar una asignatura como la religión", apostilló.

También aseguró que el Gobierno garantiza la libertad de elección de centros educativos y recordó que fue el Ejecutivo socialista de Felipe González, en 1985, quien puso en marcha los centros concertados, "que siguen al día de hoy y que seguirán vigentes porque nadie los ha cuestionado".

La vicepresidenta primera, dirigiéndose a los convocantes de la manifestación, fue contundente: "Los socialistas, y no otros, inventamos los conciertos educativos y no los vamos a quitar, y quien diga que no se recoge el derecho de los padres a elegir la educación de sus hijos, no dice la verdad. Y quien trate de enfrentar al Gobierno con la educación privada concertada tampoco dice la verdad".

Responsabilizó a la Conferencia Episcopal, con cuyos representantes ha mantenido "varias reuniones", de que "no haya sido posible el acuerdo" y de que "el mayor impedimento haya sido la asignatura de religión", algo que la portavoz del Gobierno lamentó porque "era una buena oferta".

Recordó también que el PP tiene una "oferta sobre la mesa" para alcanzar un pacto sobre la educación, y resaltó esta necesidad ante la evaluación negativa sobre el fracaso escolar en España entre los años 2000 y 2003, que resalta un informe de la Unión Europea. "Entonces no gobernaba el PSOE", apostilló Fernández de la Vega. "Uno de los objetivos de la LOE es precisamente aumentar el porcentaje de alumnos que debe terminar el bachillerato y la formación profesional, porque el actual no es satisfactorio", añadió.

La vicepresidenta primera negó que en la reunión que mantuvo la víspera con el secretario de Estado del Vaticano, Angel Sodano, hubieran abordado ni la manifestación de hoy ni siquiera la reforma educativa. "Las relaciones de este Gobierno con el Vaticano son diferentes a las que mantiene con la Conferencia Episcopal Española", dijo.

Insistió en que fue una reunión institucional, entre representantes del Estado español y del Vaticano. "No hablamos de temas coyunturales. Hablamos de los acuerdos de 1979, que siguen vigentes, de alta política, de cómo deben ser las relaciones de lealtad, de cómo han cambiado los tiempos y de cómo afrontar en el futuro los encuentros".

La vicepresidenta confirmó que la reunión había sido solicitada por ella, pero antes de la convocatoria de la manifestación contra la LOE, y que la fecha del encuentro la fijó el Vaticano.

María Teresa Fernández de la Vega, Angelo Sodano y el embajador español, Jorge Dezcallar, en el Vaticano.
María Teresa Fernández de la Vega, Angelo Sodano y el embajador español, Jorge Dezcallar, en el Vaticano.EFE

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 11 de noviembre de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50