LAS RELACIONES ENTRE EL GOBIERNO Y LA IGLESIA CATÓLICA

Martínez Camino: "Los obispos no están cerrados a un pacto" para la reforma de la Ley de Educación

El portavoz de los obispos españoles, el jesuita Juan Antonio Martínez Camino, se multiplicó ayer en emisoras de radio y de televisión para contrarrestar las explicaciones del Gobierno sobre la entrevista de la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega con el cardenal Angelo Sodano, y también sobre las razones o sinrazones de la manifestación de hoy por las calles de Madrid contra el proyecto de Ley Orgánica de Educación.

"Los obispos no están cerrados a un pacto" sobre esa reforma educativa, dijo el portavoz y secretario general de la Conferencia Episcopal Española (CEE). Pese a esas intenciones, Martínez Camino desmintió que haya habido negociaciones con el Gobierno. La página web de la CEE (www.conferenciaepiscopal.es) ofreció ayer un resumen de lo dicho por este dirigente, única voz del episcopado estos días pese a no ser él obispo.

Más información

Martínez Camino, teólogo de larga trayectoria académica, fue durante años el director en Madrid de la Comisión Episcopal para la Doctrina de Fe, cuya comisión pontificia presidía en Roma el cardenal Joseph Ratzinger, actual papa Benedicto XVI. Conoce por tanto el complejo funcionamiento del Vaticano y exhibió ayer, intencionadamente, la impresión de estar en el secreto de detalles no revelados sobre la reunión entre la vicepresidenta y el cardenal.

Entre sus declaraciones, destacó la insistencia en subrayar una idea que, pese a parecer evidente, ha puesto en cuestión el viaje a Roma de la vicepresidenta Fernández de la Vega, es decir, la tesis de que "el interlocutor válido" del Gobierno con la Iglesia católica es el máximo organismo representativo de esta confesión en España, la propia Conferencia Episcopal. Ése fue el "principal mensaje" de la Santa Sede al Ejecutivo, reiteró Martínez Camino, antes de reclamar que "ese mismo diálogo" de la vicepresidenta con el dirigente vaticano debe producirse con "la Conferencia Episcopal".

Veinte minutos

El portavoz de la CEE reveló que la entrevista De la Vega-Sodano, según le habían "confirmado fuentes de la Santa Sede", se celebró porque "desde hace unos días se había pedido insistentemente" por el Gobierno, y agregó que "las mismas fuentes" le confirmaron que "sustancialmente lo que se ha venido a tratar era manifestar a la Santa Sede, por la vicepresidenta, la disposición del Ejecutivo al diálogo". El resultado global de lo que ha sucedido en esta conversación ["de unos veinte minutos", dijo el portavoz episcopal; de 40 minutos, según el Gobierno] "es que también por parte de la Iglesia, en cuestiones de relevancia común, la apertura al diálogo está siempre presente".

"No es extraño que suceda así porque la Santa Sede tiene encomendada a la CEE, y concretamente a su comité ejecutivo, las relaciones con el Gobierno en las cuestiones que atañen específicamente a las relaciones con el Estado. Nada que objetar a que la señora vicepresidenta del Gobierno quiera hacerse presente en la Santa Sede y manifestar sus puntos de vista, ¡faltaría menos!", concluyó el portavoz de los obispos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 11 de noviembre de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50