La UE descarta proponer más recortes agrícolas ante la OMC

Agencias
Bruselas / Ginebra - 10 nov 2005 - 23:00 UTC

El comisario europeo de Comercio, Peter Mandelson, afirmó ayer ante el Parlamento Europeo que no presentará una nueva oferta de recortes de ayudas agrícolas antes de la cumbre de la Organización Mundial del Comercio (OMC) que se celebrará en Hong Kong del 13 al 18 del próximo diciembre.

Tras el fracaso de las negociaciones mantenidas en Londres y Ginebra esta semana, durante las cuales cinco grandes bloques comerciales -EE UU, la Unión Europea (UE), Brasil, India y Japón- y otra veintena de países miembros de la OMC no consiguieron avanzar hacia un acuerdo sobre liberalización del comercio de productos agrícolas, Mandelson admitió que es necesario "bajar las expectativas" sobre lo que se esperaba lograr en Hong Kong. Ello permitirá, aseguró, evitar que se repitan los estrepitosos fracasos de las cumbres de la OMC de Seattle en 1999 y Cancún en 2003, pero no implica que se abandonen los objetivos fijados para el conjunto de la Ronda de Doha.

El director general de la OMC, Pascal Lamy, se había propuesto concluir en Hong Kong las dos terceras partes de los objetivos de apertura de los mercados agrícola, industrial y de servicios que se fijaron para la actual ronda de liberalización del comercio internacional, lanzada en Doha (Qatar) en diciembre de 2001.

Suavizar tensiones

Lamy advirtió ayer de que si no se fijan en Hong Kong los detalles de un acuerdo marco para el año que viene puede perderse "lo ya conseguido". El plazo fijado para la conclusión de la Ronda de Doha es finales de 2006 y, según Lamy, debe mantenerse. También instó a a los miembros de la OMC a que suavicen las tensiones surgidas en los últimos días, en alusión al enfrentamiento protagonizado por el ministro brasileño de Asuntos Exteriores, Celso Amorim, y el comisario europeo.

Mandelson criticó duramente el pasado miércoles la actitud del denominado G-20 (países en desarrollo encabezados por Brasil, India y china, que consideran insuficiente la oferta de recortes de aranceles y subsidios agrícolas presentada por la UE) y exigió una mayor apertura de sus mercados a los productos industriales y de servicios. Amorim acusó a Mandelson de haber hecho "oídos sordos" a su propuesta de rebaja de aranceles a la importación de algunos productos, como televisores o recambios para automóviles.

El presidente brasileño, Luiz Inazio Lula da Silva, realizó ayer un llamamiento de unidad a los países del G-20 ante posibles tentativas para dividir al grupo. Según el presidente brasileño, "la agricultura debe ser el motor de la Ronda de Doha" y "el nivel de ambición" en este ámbito marcará "el nivel de ambición de la ronda en su conjunto".

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 10 de noviembre de 2005.

Lo más visto en...

Top 50