El temporal obliga a usar cadenas en Castellón y amarrar barcos en Alicante

Nieva en Els Ports, y las cimas del Penyagolosa, la sierra de Mariola, Aitana y La Font Roja

El primer temporal de invierno obligó al uso de cadenas en cuatro carreteras del norte de Castellón durante la mañana de ayer. También nevó en el Penyagolosa, la sierra de Aitana y Mariola. El mal tiempo causó la cancelación de uno de los ferrys que une Ibiza y Dénia y mantuvo amarradas buena parte de la flota de ese puerto, así como los de Xàbia y Calpe. Las mayores lluvias cayeron en Gata de Gorgos con 99 litros por metro cuadrado o Borriol con 82.

Las previsiones indican que mañana seguirá el predominio del cielo nuboso

La circulación en las carreteras afectadas por los primeros copos de nieve registraba a últimas horas de la tarde normalidad y ya no era necesario el uso de cadenas en las cuatro vías de Castellón donde este mañana eran obligatorias. Las vías con problemas eran la CV-15, en Ares; la CV-124, que une Ares con Cinctorres; la CV-125, de Cinctorres al límite de la provincia de Teruel, así como en la CV-173, en esa misma zona. La comarca de Els Ports fue en la que más nieve cayó con unas temperaturas mínimas de cero grados en Morella y 0,5 en Vilafranca.

Pero no fueron estas zonas de Castellón las únicas en las que la nieve hizo acto de presencia. Las cotas más altas de L'Alcoià y El Comtat amanecieron teñidas de blanco, en especial la cumbre de la sierra de Aitana, donde llegó a tener cinco centímetros de espesor, aunque también nevó sobre el Montcabrer, en la Mariola y en el Carrascar de la Font Roja.

Las comarcas del norte de Castellón, la Marina Alta y la Baixa fueron las que más lluvia recogieron, y la provincia de Valencia la que menos. Las poblaciones con más precipitaciones durante el día de ayer fueron Gata de Gorgos con 99 litros por metro cuadrado, Dénia con 96, Xàbia con 83 o Alcalalí con 47. En Fredes cayeron 70 litros, 67 en Morella, 82 en Borriol y 68 en el embalse de María Cristina, según el Centro Meteorológico de Valencia.

El resto de precipitaciones se han repartido por todo el litoral de Castellón, Valencia y norte de la provincia de Alicante, pero las cantidades fueron menores, excepto en Castellón que se sobrepasaron los 30 litros. En el resto de capitales cayeron 12 litros por metro cuadrado en Valencia y 19 en Alicante.

El temporal ha ido acompañado de viento, con rachas durante la pasada madrugada de 74 kilómetros por hora en Castellfort (Castellón), 65 kilómetros por hora en el aeropuerto de Manises (Valencia) y 63 kilómetros por hora en Utiel (Valencia).

En la provincia de Alicante, las precipitaciones no causaron incidencias salvo el ya habitual atasco del tráfico rodado que se registra en la capital los días lluviosos. El temporal, con fuerte marejada e intensas rachas de viento, obligó al amarre de la flota pesquera de las dos marinas y la cancelación de dos barcos de la línea marítima que enlaza Dénia con Baleares. Las adversas condiciones meteorológicas llevó a la mayoría de las embarcaciones de Dénia, Xábia y Calpe a permanecer amarrada en puerto. Seis pesqueros de Dénia optaron por salir la pasada noche, aunque cuatro regresaron horas después ante la falta de seguridad. Doce de los 28 barcos salieron en Calpe, pero abandonaron la actividad ante el riesgo. En Xàbia, sólo un barco de los 20 desafió al mal tiempo.

Fuentes de Baleària informaron de que el buque que debía zarpar a las cinco de la tarde desde el puerto de San Antonio (Ibiza) con destino Dénia fue cancelado. Las malas condiciones, sobre todo en la costa norte de Ibiza, empujó a la compañía a anular el barco y desplazar los pasajeros en el ferry que, a la misma hora, salía pero desde el puerto de Ibiza. También el barco que tenía previsto zarpar a las 22.00 desde el municipio alicantino con destino a las islas fue anulado por el temporal.

Las precipitaciones provocaron en Castellón el corte del acceso norte a la ciudad. Además, las rondas norte y este registraban importantes balsas de agua y se cortaron el carril auxiliar de la ronda norte. Otro de los problemas que provocó la lluvia fue la interrupción de la conexión de la ciudad con el Grao, además de numerosos caminos rurales que comunican el casco urbano con el distrito marítimo.

Fuentes del Centro Meteorológico de Valencia advertían ayer a última hora que las principales precipitaciones se esperaban en la provincia de Castellón y que probablemente seguirían durante el día de hoy, mientras que en Valencia y Alicante la intensidad de la lluvia sería menor.

Las previsiones indican que el sábado habrá predominio de cielos nubosos y posibilidad de chubascos débiles, que localmente podrán ser fuertes y acompañados de tormenta en la zona litoral. Las temperaturas no registrarán cambios significativos y los vientos soplarán variables flojos. El domingo habrá predominio de cielos nubosos y posibilidad de chubascos débiles, que localmente podrán ser fuertes y acompañados de tormenta en la zona litoral.

Esta información ha sido elaborada por Jaime Prats, Rebeca Llorente, María Fabra, Lucía Gadea y Amparo Panadero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 10 de noviembre de 2005.

Lo más visto en...

Top 50