DOCUMENTACIÓN

Las consultas a la biblioteca Cervantes Virtual crecen un 20% cada mes

La biblioteca digital española se llama Cervantes Virtual. Un total de 80 personas se dedica a mantenerla viva en Internet, donde nació hace seis años. Se mantiene gracias al dinero público y al privado de empresas y mecenas. También tiene el apoyo de los editores. "Jamás hemos tenido ningún conflicto", dice su director, Juan Manuel Abascal. "Hay relación y colaboración intensa con editores y escritores".

Abascal no cree en guerras de bibliotecas. "El proyecto de Google me parece bien, como todos. Otra cosa es cómo se hace, en qué lengua y cómo se difunden las obras. Y, desde luego, las barreras que haya deben ser comunes para todos".

Tampoco cree Abascal en la competencia desleal de pantalla y papel. "En Cervantes Virtual tenemos las obras completas de Mario Benedetti, que también se vende en las librerías. Estoy convencido de que Internet y el papel no compiten. Yo no podría leer el Quijote en el ordenador, pero sí buscar un párrafo concreto. Creo que la pantalla llevará lectores al papel y el papel a la pantalla".

Más información

El Quijote, en sus distintas ediciones, es la obra más descargada (300.000 consultas), seguido de Doxa. Cuadernos de Filosofía del Derecho (194.954), Constitución de México (131.356), La Celestina, de Fernando de Rojas (100.263); Diccionario del español usual en México, de Luis Fernando Lara (93.910); Isonomía. Revista de Teoría y Filosofía del Derecho (88.895), La vida es sueño, de Calderón (79.576); Poema de Mío Cid (79.569) y Ética, de Aristóteles (78.865).

Aunque los clásicos españoles centran el interés de los internautas, Cervantes Virtual no es sólo una biblioteca clásica. "Por ejemplo, tenemos información de la última obra de Els Joglars o de cualquier estreno teatral".

En octubre, Cervantes Virtual sirvió 10,5 millones de páginas, de las que 6,4 millones fueron desde América (2,8 millones, en EE UU). El ritmo de crecimiento es del 20% mensual.

Cervantes Virtual tiene ya en la Red 15.700 obras, la mayoría en castellano, aunque también las hay en los otros idiomas de España, en portugués, en lenguas indígenes americanas, y estudios hispanistas en su lengua original. "Cervantes Virtual es la gran biblioteca en Internet de la lengua española, como Gutenberg es de la lengua inglesa y Gallica de la francesa", dice Abascal, que reconoce que las tres deben colaborar en algunos servicios.

CERVANTES VIRTUAL: www.cervantesvirtual.com GALLICA: http://gallica.bnf.fr/

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 09 de noviembre de 2005.

Lo más visto en...

Top 50