LOS PROBLEMAS DE LOS INMIGRANTES

Bruselas y la Unión Africana apoyan una conferencia sobre inmigración

La Comisión Europea y la Unión Africana manifestaron ayer su apoyo a la iniciativa hispano-marroquí de celebrar una conferencia para abordar a fondo las causas y las consecuencias de la emigración africana hacia Europa. El presidente de la Comisión de la Unión Africana, Alpha Oumar Konaré, y el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso, explicitaron este respaldo, tras la aprobación de la nueva estrategia de Bruselas para luchar contra el subdesarrollo de África.

Una estrategia que se basa en la propuesta de la Comisión de mayo de 2005, que se comprometió a elevar las Ayudas Oficiales al Desarrollo desde el actual 0,36% del PIB hasta el 0,56% en 2010, y el 0,7% en 2015. En 2004 las ayudas al desarrollo de los Estados miembros a todo el mundo ascendieron a 42.919 millones de dólares (35.693 millones de euros). A esta cifra se añadieron los 8.605 millones de euros proporcionados por la Comisión Europea. El nuevo compromiso significará unas ayudas adicionales de 20.000 millones de euros hasta el año 2010, de los que la mitad se dirigirán hacia África. La Unión Europea y los Estados miembros aportan el 60% de la ayuda mundial total, lo que supone más del triple de la proporcionada por Estados Unidos que representa sólo el 18%.

Más información

Estas buenas intenciones fueron puestas en cuestión, sin embargo, por el propio Konaré quien advirtió con total franqueza: "Hasta que no lo vea puesto en práctica me van a permitir ponerlo en duda". El antiguo presidente de Malí fue muy categórico al señalar que buena parte de la pobreza de África se encontraba en las zonas rurales y en este sentido señaló que "las subvenciones agrícolas eran un obstáculo para el desarrollo, que debilitan nuestra economía empobrecen a nuestros campesinos".

Formación de estudiantes

El presidente de la Unión Africana fue especialmente crítico con el nuevo concepto de "inmigración selectiva" que ha aparecido en Alemania y el Reino Unido, que plantea que sólo se deben admitir a los trabajadores con un elevado nivel de formación. Sobre este punto el Comisario de Desarrollo y Ayuda Humanitaria, Louis Michel, impulsa un programa de intercambio de estudiantes, denominado Erasmus-Nyerere, para facilitar la vuelta a África a los estudiantes formados en Europa. En la misma línea, el presidente de la Comisión subrayó que hay que atacar las causas estructurales del subdesarrollo que son la causa de estas migraciones.

En la nueva estrategia, la distribución de las ayudas y la selección de los objetivos la han realizado de forma conjunta la Unión Africana y la Comisión Europa. La UE priorizará a partir de ahora el desarrollo de carreteras, ferrocarriles y redes de transporte de energía. El propósito es potenciar la creación de varios mercados regionales en África para estimular su desarrollo. Se trata también de asegurar la mejor utilización estos recursos, cuyo destino final no siempre está garantizado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 12 de octubre de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50