Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:ÁLVARO ITURRITXA | Candidato a diputado general por PNV-EA-EB

"Mi derrota en la moción de censura es un escenario que tenemos contemplado"

Álvaro Iturritxa (Vitoria, 1969) defenderá hoy su programa alternativo como candidato a diputado general en la moción de censura a Ramón Rabanera, que se votará mañana. El candidato del tripartito no oculta que la derrota de la iniciativa está en sus cálculos.

P. ¿Cómo aborda su discurso y la sesión de hoy?

R. Con mucha tranquilidad. y pensando en que quedan veinte meses de legislatura.La moción, sus consecuencias y los escenarios que se abren están muy meditados.

P. ¿No va usted abocado a un fracaso cierto?. ¿Para qué servirá esto si Rabanera y Alonso terminan sus mandatos?

R. Independientemente del resultado, esto marca un antes y un después y va a ser positivo, porque va a demostrar que hay fórmulas para la gobernabilidad, o la nuestra o la que pueden hacer PP y PSE. Lo que hacemos es coherente con el inicio de la legislatura y con el fracaso de estos dos años, que nosotros ya anunciamos, lo que ocurre es que la situación de alava es excepcional, difícilmente asimilable a otras instituciones

"El PSE estaba cómodo y no hemos querido esperar a que recoja los trozos del PP" "Si no vota a favor la moción, el PSE tendrá que dar gobernabilidad al ejecutivo del PP"

P. ¿Por qué es excepcional la situación alavesa, porque es el único territorio que no gobierna el PNV?

R. Porque aquí priman intereses comunes entre PP y PSOE, pese a sus tensiones extremas en otros sitios, para impedir que el nacionalismo lo haga. Aquí están condicionados por la etapa anterior, por la santa alianza entre Redondo y Mayor Oreja, y han acostumbrado a la sociedad alavesa a un mensaje artificial y dar marcha atrás puede tener un coste electoral importante, porque comparten un único nicho para los dos.

P. Rabanera dijo que si no sale la moción el censurado es usted ¿Lo teme?

R. El escenario de que la moción no prospere está contemplado. La hemos presentado por dos cuestiones básicas que había que primar. Una, la responsabilidad por cambiar el deterioro de la institución si ganamos la moción. La segunda cuestión es que de aquí saldrá gobernabilidad, aunque no salga la moción, porque se pondrá de manifiesto un escenario de coincidencia entre PSE y PP, y eso también mejorará la gobernabilidad. Cualquiera de las situaciones es mejor que lo que tenemos ahora.

P. Y cualquiera de las dos le viene bien al PNV.

R. Efectivamente. Tienen que ponerse las cartas boca arriba. Rabanera no es el diputado que pusieron los alaveses, sino el que pusieron los socialistas, ellos le pueden quitar o dar estabilidad a su gobierno, por tanto, que decidan.

P. Y si eso no pasa, si el PSE no apoya la moción pero tampoco respalda a Rabanera hasta 2003?

R. Si no respalda la moción tendrá que ayudar a Rabanera. no creo que vaya a tenerlo en la UVI con el gotero hasta 2007.

P. Esto parece dar la razón a quienes creen que la suya es una moción trampa y no para el PP, sino para el PSE y que es éste partido, y su intento de disputar la centralidad al PNV, el que está en la trayectoria de su disparo.

R. En la trayectoria del disparo se colocaron ellos al votar en su día a Rabanera. El PSE estaba cómodo en una situación de agotamiento paulatino del PP, haciendo mensaje de oposición, de mostrarse como alternativa de futuro, para aprovecharse del desgaste absoluto con el que llegaría el PP en las elecciones. Pero nosotros no estábamos dispuestos a dejar pasar la legislatura sin resultados, esperando a que el PSE recogiera los pedazos del PP. El PSE venía mostrando posiciones contradictorias, de acercamiento al nacionalismo unas y de rechazo a las alianzas laponencia para su Congreso. Queremos ver qué intereses priman.

P. Y ¿por qué no se ponen de acuerdo a la alemana, los dos primeros partidos, ustedes y el PP, para gobernar y repartirse las dos instituciones, en lugar de apelar a esa tercera fuerza política, que no quiere saber nada?. Ya lo hicieron antes, el PNV salvó sus dos últimos mandatos con el respaldo del PP.

R. Porque el PP tiene un proyecto basado en la visceralidad de su enfrentamiento con el mundo nacionalista. Es un auténtico obstáculo para el desarrollo de Álava y tiene que pasara a la oposición.

P. ¿Y por qué es tan grave que Álava esté sin presupuestos, cuando así pasaron su anterior mandato las otras diputaciones nacionalistas?

R. El no tener presupuestos sólo es un síntoma. El problema es que el PP carece de proyecto y de iniciativas, ha adoptado una actitud de victimismo resistencia, y sólo esperan que la legislatura termine para poder suspirar aliviados porque ya ha pasado el mal trago.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 10 de octubre de 2005