El Gobierno prohibirá el redondeo al alza en telefonía y aparcamientos

La futura ley establece que sólo se puede cobrar a los usuarios el tiempo real consumido

Las compañías de telefonía móvil tendrán que facturar a sus clientes el tiempo exacto -en segundos- que dure la llamada, y los aparcamientos de pago sólo podrán cobrar la duración -en minutos- del estacionamiento. Éstas son dos de las novedades del anteproyecto de Ley de Mejora de la Protección de Consumidores y Usuarios que el Consejo de Ministros revisó ayer. Fuentes del Ministerio de Sanidad y Consumo comentaron ayer que la ley todavía tardará en entrar en vigor, pero que esperaban que el trámite se concluya, y que la ley se apruebe, a lo largo de 2006.

Más información
La comunidad autónoma del afectado fijará las sanciones
Los mismos requisitos para darse de baja que de alta
Evitar cláusulas abusivas para el comprador

El proyecto ha sido enviado a varios órganos consultivos (Consejo General del Poder Judicial, Consejo Económico y Social y Consejo Fiscal) para que lo estudien antes de ser enviado a las Cortes. "Esta norma es la más importante" en defensa de los derechos de los consumidores, coincidieron ayer en señalar la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, y la ministra de Sanidad y Consumo, Elena Salgado, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. La ley "protege a los consumidores y usuarios, que normalmente son la parte más débil en un contrato", añadió Salgado.

La ministra insistió en la importancia de la eliminación de los redondeos, que "responde a las peticiones de las asociaciones de usuarios". "No se podrán redondear al alza ni el precio ni el tiempo ni la factura de los servicios generales", dijo la ministra. Aunque la decisión es una "respuesta inmediata" a las críticas al sistema de facturación de las compañías de telefonía móvil, según admitió Salgado, "se aplicará a todos los servicios generales, como la banca, las telecomunicaciones, los seguros o la energía", indicó la ministra.

Hasta ahora, las compañías de telefonía móvil, por ejemplo, cobran una cantidad por establecimiento de llamada, y además un primer minuto de conversación, aunque ésta dure menos. A partir de ese tiempo, la facturación la hacen por paquetes de 30 segundos. Ello quiere decir que cobran lo mismo si se hablan 10 segundos o 59, o si la llamada dura un minuto y un segundo o minuto y medio.

Con este sistema de redondeo las compañías cobraron a sus clientes 1.385 millones de euros en 2004, lo que equivale a 7.288 millones de minutos facturados pero no consumidos, según la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones.

El Ministerio de Industria ya había avisado de que iba a tomar medidas contra estas prácticas "poco transparentes", a lo que Telefónica ha contestado con el anuncio de un plan para facturar por segundos. Hasta el miércoles, Vodafone y Amena no habían mostrado signos de que fueran a realizar cambios.

Otro sector que está en el punto de mira de la ley es el de los aparcamientos de pago, incluidos los de las superficies comerciales. Para ello se modificará la Ley Reguladora del Contrato de Aparcamiento, dijo Salgado. La intención es que "desaparezcan los carteles que indican que se cobrará por hora o fracción", puso como ejemplo la ministra. Cuando entre en vigor la ley, sólo se podrán facturar los minutos que el coche está estacionado.

La propuesta de Consumo va aún más allá de lo acordado en la conferencia sectorial de julio. Entonces se decidió permitir los cobros de los aparcamientos por fracción, con una particularidad: si el tiempo estaba en la segunda mitad del periodo (los últimos 15 minutos de media hora, por ejemplo), se podría cobrar la fracción entera. Si el tiempo se pasaba en menos de la mitad (menos de 15 minutos en una fracción de media hora) se redondearía a la baja.

Protesta desde 2003

La anterior ministra de Sanidad y Consumo, Ana Pastor (PP), anunció en julio de 2003 acciones legales contra los aparcamientos para que dejaran de cobrar por tramos de tiempo (horas o medias). Pero al final el anterior Gobierno no consiguió erradicar la práctica.

Esta eliminación de los redondeos al alza es una vieja reivindicación de las asociaciones de consumidores. La Federación de Consumidores en Acción (Facua) recordó ayer en una nota que la Ley de Consumo de 1984 ya lo prohibía, pero que nunca se había aplicado. Facua inició en 2003 una campaña de denuncia sistemática de estos redondeos, pero sin éxito.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) calificó en una nota la medida de "gran avance para la defensa de los derechos de los consumidores". "De aprobarse finalmente, esta modificación será un instrumento que permita la erradicación definitiva en todos los sectores de una práctica claramente perjudicial", añadió.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS