_
_
_
_

La Comisión Europea prepara un expediente contra Reino Unido por déficit excesivo

Los ministros de Finanzas analizan las repercusiones de la subida del precio del crudo

Andreu Missé

La Comisión Europea prepara un expediente por déficit excesivo contra Reino Unido por incumplir el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, según han informado fuentes del Ejecutivo comunitario. Muy probablemente, la apertura del procedimiento será anunciada por el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, en la reunión de ministros europeos de Finanzas que se celebrará hoy y mañana en Manchester (Reino Unido). En esta reunión se analizarán las repercusiones de la subida del petróleo en las economías mundial y europea.

Con un déficit reconocido del 3,2% en el último ejercicio presupuestario británico (abril-abril), Reino Unido pasará a engrosar la ya larga lista de incumplidores del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, integrada ahora por Alemania, Francia, Grecia, Italia, Portugal, República Checa, Chipre, Hungría, Malta, Polonia y Eslovaquia. El británico será un caso especial, porque se trata de un país no perteciente a la zona euro que este semestre preside la UE. Los países no integrados en la eurozona también están sometidos a la disciplina del pacto, aunque los expedientes por incumplirlo no pueden desembocar en sanciones, que es el arma final contra los recalcitrantes.

La cifra de déficit británico excede en dos décimas el límite fijado en el Pacto de Estabilidad, pero la Comisión, según las mismas fuentes, sospecha que puede ser superior porque Londres ha contabilizado de forma irregular los ingresos obtenidos en su día por la concesión de licencias de telefonía de tercera generación (UMTS).

Con el paso que prepara, el Ejecutivo comunitario pondrá por segunda vez en marcha el expediente sancionador contra Reino Unido. Lo hizo por primera vez en abril del año pasado, pero rectificó poco después una vez que el ministro británico de Finanzas, Gordon Brown, hizo públicas nuevas medidas para corregir el desequilibrio presupuestario. Ahora, se ha demostrado que fueron insuficientes.

Brown fue uno de los ministros europeos que, junto a sus colegas de Alemania y Francia, propugnaron la reforma del pacto para que su aplicación no fuera automática. Esta reforma se aprobó la pasada primavera con el objetivo de que, en determinados casos, se tuvieran en cuenta factores atenuantes o eximentes antes de lanzar procedimientos por déficit excesivo.

El ministro británico ha dado siempre prioridad al crecimiento aunque fuera a costa de superar el límite de déficit. La economía británica es una de las más boyantes, que crece a un ritmo próximo del 3%, más del doble de la media europea, y ha logrado una sustancial reducción del paro, que se sitúa por debajo del 5%, cuando la media europea supera el 8%.

Berlín, por su parte, ya ha comunicado a Bruselas que su déficit previsto para este año será del 3,7%. La Comisión sospecha que incluso será mayor. En todo caso, Alemania incumplirá la regla básica del pacto (déficit no superior al 3% del producto interior bruto) por cuarto año consecutivo, lo que convierte en el peor alumno al país que impulsó en 1996 esa regla presupuestaria básica en la Unión.

Ya sometida al expediente por déficit excesivo desde noviembre de 2002, Alemania se enfrenta ahora al peligro de que la Comisión proponga que las cuentas públicas alemanas sean supervisadas periódicamente por el Consejo de Ministros de Finanzas de la Unión (Ecofin), un paso previsto en el artículo 104, apartado 9 del Tratado de la UE. La decisión, en todo caso, no se adoptará hasta pasadas las elecciones alemanas de la semana próxima.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_