Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PUBLICACIONES

El Ateneo rinde homenaje a la revista estudiantil 'Aldebarán'

Una combativa generación intelectual madrileña rindió cuentas este martes ante el público del Ateneo de Madrid, donde sus principales exponentes acudieron a conmemorar el 50 aniversario de la revista Aldebarán, por ellos fundada. De aquella publicación, cuyos textos serán reeditados en otoño, fue principal impulsor el malogrado crítico literario José Ramón Marra. Tan sólo se publicaron cuatro números mensuales, a partir de mayo de 1955, pero la revista estudiantil llegó a convertirse en el emblema de aquella generación y en expresión literaria de su rebeldía en clave democrática y progresista.

Bajo la anfitrionía de José Luis Abellán, presidente del Ateneo, comparecieron ante el público ateneísta José Esteban, el cineasta Miguel Rubio, el pintor y físico Félix Arellano, el escritor Fernando Sánchez-Dragó, Carlos Romero, catedrático en Venecia, y el filósofo Javier Muguerza.

A ellos se unió el dramaturgo Julio Diamante, pionero de la protesta política del Distrito Universitario de Madrid y mentor, entonces, de numerosos emprendimientos, como el Congreso de Jóvenes Escritores que, pese a no llegar a celebrarse, activó la impugnación universitaria antifranquista, también desde Aldebarán: nombre de una estrella roja perteneciente a la constelación Tauro.

Los censores que en mayo de 1955 admitieron a registro esta publicación ciclostilada tal vez lo desconocían; pero pronto lo averiguaron por sus contenidos: poemas, cuentos o artículos de Claudio Rodríguez, Carlos Bousoño, Jaime Maestro, Jesús López Pacheco, Miguel Salabert o Manuel Morales, además de otros donde se glosaba el magisterio intelectual de Miguel de Unamuno o José Ortega y Gasset, cuya muerte, en octubre de 1955, fue convertida por Aldebarán en un homenaje a la libertad de pensamiento. Por ello, sus redactores pagaron el tributo de una feroz represión, que no consiguió sofocar sus anhelos. Éstos, 20 años después, cristalizarían junto con mil otros esfuerzos en el arranque de la transición democrática.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 7 de julio de 2005