Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trichet apoya las fusiones entre bancos de la UE

París / Francfort

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean Claude Trichet, mostró ayer su apoyo a los proyectos de fusiones transfronterizas entre bancos europeos como forma de potenciar la integración financiera, en la que, en su opinión, el euro no es un punto de llegada, sino de salida. Esta defensa a la unión entre entidades se produce justo cuando varios bancos europeos se encuentran sumidos en procesos de fusiones y adquisiciones dentro de la Unión Europea, como el italiano Unicredito y el alemán HVB, el holandés ABN Amro y el italiano Antonveneta, y el español BBVA y el italiano BNL.

En un discurso en París, Trichet aseguró: "La integración transfronteriza permite a los bancos diversificar su cartera de préstamos, mejorar su perfil de riesgos y recuperación y reducir sus riesgos de liquidez al diversificar su base de depósito, cosechando de esta forma los beneficios de las distintas economías". El presidente del BCE indicó que el número de entidades en la zona euro se redujo de 9.500 en 1995 a 6.400 en 2004, lo que significa la disminución de cerca de un tercio de los bancos en apenas una década.

No obstante, "la incidencia de los grandes grupos europeos con presencia en filiales y subsidiarias es aún escasa, ya que la media de participación de filiales y subsidiarias extranjeras sólo supone un 15% del mercado bancario de la zona euro", explicó. "Sólo recientemente hemos visto un aumento del interés por las fusiones transfronterizas en la zona euro. Doy la bienvenida a esta evolución reciente, a la que considero necesaria para lograr los beneficios de la integridad financiera", continuó Trichet.

El presidente del BCE anunció la publicación por parte de la institución que representa de un indicador de la integración financiera. El indicador incluirá 20 parámetros sobre el estado del proceso en varios mercados. Junto a esto, insistió en que Europa necesita "reformas estructurales urgentes, y avanzar en la integración financiera es una de estas reformas".

Hoy se reúne en Francfort el consejo de gobierno del BCE. Los analistas coinciden en que mantendrá los tipos de interés en la zona euro, en el 2%. Varios miembros de este órgano, incluido el presidente de la institución, han subrayado durante las últimas semanas que el precio del dinero de la eurozona, que no ha cambiado en los últimos dos años, está en el nivel adecuado para impulsar el crecimiento económico sin provocar presiones de tipo inflacionista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 7 de julio de 2005