Peleas en Notre-Dame tras un simulacro de boda gay

Miembros del servicio de orden de la catedral de Notre-Dame y militantes de la asociación de lucha contra el sida Act Up protagonizaron ayer diversas peleas en el exterior del templo, después de que una veintena de militantes por los derechos de los homosexuales escenificaran una boda entre dos mujeres, ante los ojos de fieles y turistas. Los miembros de Act Up se habían reunido por la mañana en la catedral y uno de ellos, disfrazado de cura, realizó el simulacro de casar a las dos mujeres, mientras el grupo lanzaba gritos de "Benedicto XVI, homófobo, cómplice del sida".

Los servicios de seguridad sacaron a los militantes al exterior del templo, y se produjeron los incidentes. Resultó levemente herido un sacerdote, Patrick Jacquin. "Eran unos salvajes", manifestó el cura. "Me derribaron y en el suelo me dieron de puntapiés. Me golpearon en la espalda, en la base del cuello. Es escandaloso que me hayan atacado y que hayan atacado al Papa".

Por su parte, Jérôme Martin, presidente de Act Up en París afirmó haber sido golpeado y denunció "la puesta en escena" de Jacquin: "No pretendíamos ser agresivos con los creyentes. El servicio de seguridad se comportó agresivamente y quiso arrebatarnos nuestra banderola".

La asociación Act Up se había concentrado, antes de acudir a Notre-Dame, en el Ayuntamiento de París para protestar "contra la homofobia y por la igualdad de derechos", con ocasión del aniversario del primer matrimonio homosexual celebrado en 2004 en Bègles (sur de Francia) por un alcalde del grupo de los Verdes, unión que fue anulada por la justicia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0005, 05 de junio de 2005.

Lo más visto en...

Top 50