ESPECIES EN PELIGRO

Agricultura descalifica los informes que alertaban desde 2001 de la escasez

El Ministerio de Agricultura y Pesca no creía que la anchoa se pudiese extinguir. Alegaba que los informes oficiales que desde 2001 alertan de la escasez no tenían base. La ministra de Agricultura, Elena Espinosa, remitía a informes internos que aseguraban que el caladero estaba bien. La postura se mantiene pese a que los pescadores sólo han conseguido pescar 160 toneladas de las 30.000 que fijó Bruselas.

El 15 de diciembre pasado, una semana antes de la reunión en Bruselas para decidir la cuota de la anchoa, Espinosa descalificó en el Congreso el informe oficial que recomendaba reducir la cuota de 33.000 a 5.000 toneladas para preservar la especie: "Estos recortes no tienen base científica. Estamos hablando de una especie con un periodo de vida muy corto y, como consecuencia de ello, los informes que presenta la comisión no tienen base científica que nos lleve a esas reducciones. España y Francia disponemos de informes científicos que nos van a permitir mantener la misma cuota que en 2004".

En marzo de este año tras una pregunta parlamentaria, el ministerio insistió en descalificar al Consejo Internacional para la Explotación del Mar (CIEM), que reúne a más de 1.000 científicos de 19 países. "El CIEM es un organismo puramente científico que no tiene en cuenta las circunstancias socioeconómicas. Sus recomendaciones buscan la recuperación de la especie en el menor tiempo, lo que muchas veces resulta incompatible con la supervivencia del sector".

Anchoa en profundidad

El 31 de mayo, ya con la flota amarrada por la falta de capturas, Espinosa insistía: "Hay informes contradictorios que nos dicen que sí hay anchoa, que está a más profundidad, y otros que apuntan a otras zonas".

Los científicos aseguran que no hay discrepancia científica sobre la escasez que desde 2001 han observado en el Cantábrico. Así lo afirman Carmela Porteiro y Begoña Villamor, del Instituto Español de Oceanografía, y Lorenzo Motos y Andrés Uriarte, de Azti.

El asesor científico de la secretaría general de pesca del ministerio, el biólogo Enrique de Cárdenas, reconoce que puede que sea demasiado tarde y que la anchoa no se recupere y desmiente que el ministerio crea que sí existe anchoa: "No creo que haya a más profundidad porque la habrían visto otros barcos. Los biólogos quieren recuperar la especie cuanto antes y los pescadores piensan a corto plazo". Sin embargo, De Cárdenas señala que aun haciendo caso a las cuotas propuestas por el CIEM, la anchoa hubiese desaparecido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0005, 05 de junio de 2005.

Lo más visto en...

Top 50