Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Expertos en nutrición alertan sobre los efectos de carencias en la dieta

Un congreso en el Euskalduna de Bilbao reunió a 700 nutricionistas, médicos y enfermeras

La importancia de la nutrición en la prevención y tratamiento de enfermedades, los trastornos de alimentación y la influencia de la dieta en los estados carenciales han sido tratados en un congreso sobre nutrición celebrado esta semana en el Palacio Euskalduna de Bilbao, con motivo del 50º aniversario del Hospital de Cruces. Las conclusiones han puesto de manifiesto la importancia de esta disciplina en la sociedad moderna.

Para el jefe del servicio de Medicina Interna de Cruces y catedrático de la UPV, Ciriaco Aguirre, "hace falta que se creen muchos expertos en nutrición". Esta disciplina cobra cada vez más importancia y es un campo en el que aún "hay muchísimo por estudiar". "Una asignatura pendiente de la facultad de medicina es educar mejor a todos los especialistas en nutrición", afirmó.

En esa línea llamó la atención sobre los cambios en la alimentación que conlleva la incorporación de la mujer al trabajo. "La buena costumbre de la buena mesa se ha perdido. El importante hecho de alimentarse, además, se ventila ahora de manera rápida. Y es algo muy importante y que habrá que estudiar".

Aguirre alertó en su conferencia sobre la tardanza en el diagnóstico de la carencia de algunas vitaminas, entre ellas, la B12, porque ello podría provocar lesiones neurológicas irreversibles. El médico bilbaíno destacó que un diagnóstico a tiempo "ofrece soluciones muy sencillas y económicas para estos estados carenciales".

También llamó la atención sobre el aumento del déficit de vitamina D, "debido sobre todo a esconderse del sol", una recomendación por parte de los dermatólogos, como prevención al riesgo de los diversos tumores de piel.

El experto centró sus recomendaciones en cuanto a las diversas carencias sobre todo en las mujeres embarazadas, los niños y la población mayor de 65 años.

Sin embargo, a la hora de señalar los mayores retos que la nutrición tiene en estos momentos de cara al futuro inmediato Aguirre no dudó en señalar: "El reto más importante es que la gente tenga qué comer. Y una vez que tiene qué comer, que coma lo mejor posible".

Inanición

Esta misma idea fue defendida en el discurso de apertura del congreso por Federido Mayor Zaragoza, catedrático de Bioquímica de la Facultad de Ciencias de Madrid y presidente del Consejo Científico de la Fundación Ramón Areces, que destacó la contradicción entre las enfermedades de la nutrición en las sociedades avanzadas y el padecimiento del hambre en el Tercer Mundo. "Estamos ante un genocidio silencioso, en el que mueren, cada día, unas 50.000 personas por inanición", denunció Mayor Zaragoza. "No sé cómo podemos dormir cada noche", dijo, ante la certeza de que estas personas mueren por algo tan sencillo como no disponer de agua y llamó a la "solidaridad" para solucionarlo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 6 de junio de 2005