Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA CARRERA OLÍMPICA

El Samur atiende a 10 personas por quemaduras leves tras los fuegos artificiales de la fiesta

Los servicios de emergencia del Ayuntamiento de Madrid tuvieron un día tranquilo, pese a la gran cantidad de personas que acudió ayer a la fiesta ¡Pasión por Madrid!. Los voluntarios y facultativos de Protección Civil tuvieron que atender a unas 100 personas, entre lipotimias, torceduras y caídas. La mayor concentración de trabajo se produjo al final de los actos, durante el recital de la cantante Shakira, en el que se produjeron unas 30 intervenciones por bajadas de tensión. Los fuegos artificiales que sirvieron de colofón causaron quemaduras de carácter leve a 10 espectadores, según Emergencias Madrid.

El principal problema se produjo junto a las Escuelas Aguirre pasadas las diez de la noche, cuando una decena de personas tuvieron que ser atendidas por el Samur-Protección Civil de quemaduras leves producidas por el castillo de fuegos artificiales. Tras ser atendidos por los sanitarios, todos recibieron el alta en el lugar. Supuestamente un artefacto pirotécnico o una carcasa prendieron mal o salieron con una trayectoria errónea y quemaron a parte de los asistentes. Algunos vecinos señalaron que un petardo entró en su vivienda.

Protección Civil hizo un amplio despliegue para atender las posibles incidencias. Instaló a lo largo de los paseos de la Castellana y del Prado y en la Puerta de Alcalá cinco puestos médicos en los que trabajaron 150 voluntarios y profesionales. Estaban apoyados por cinco UVI móviles y 10 ambulancias convencionales. Durante todo el día, tuvieron que hacer frente a patologías de carácter leve. En total fueron 70 heridos o afectados por golpes de calor, mareos, lipotimias, torceduras o caídas. Sólo siete necesitaron traslado a un centro hospitalario para un control médico más intenso. "Todo ha entrado dentro de lo normal. El número de incidencias es muy bajo para el alto número de personas que ha acudido durante todo el día", señaló el jefe de la sección de Protección Civil, Fernando Prados.

El calor y el elevado número de gente que quería ver a Shakira hizo que se multiplicaran las bajadas de tensión y las lipotimias. Algunas jóvenes tuvieron que ser atendidas en las zonas reservadas a la prensa de pequeños aplastamientos contra las vallas y por deshidratación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 6 de junio de 2005