APUNTES

Universitat de València y Jaume I abordan la gestión territorial y ambiental en un máster

Busca responder a las claves de competencia económica, cohesión social y conservacionismo

"El buen gobierno, la gestión prudente, el desarrollo sostenible no existían en los manuales hace 20 años y ahora son conceptos centrales en las disciplinas del territorio", dice Joan Romero, catedrático de Geografía y director del Instituto Interuniversitario de Desarrollo Local (IIDL). "Y lo que antes era deseable es ahora obligatorio" porque las propias Administraciones, empezando por la Unión Europea, "lo han incorporado a su acervo legal".

El cambio es una de las principales razones que llevó a Romero y al profesor de Economía Aplicada Josep Sorribes a dedicar un año al diseño del Máster Especialista en Gestión Territorial y Medioambiental. Un producto desarrollado por el IIDL (institución creada en 2003 por la Universitat de València y la Jaume I de Castellón) y en la que impartirán clases más de 50 personas entre profesores (de siete universidades); profesionales del sector privado (abogados y arquitectos) y la Administración.

El curso va dirigido a recién egresados; profesionales de la privada y funcionarios

Más información

El Máster comenzará después del verano, acabará en junio de 2006 y se reanudará entre septiembre y diciembre del mismo año en forma de proyecto fin de carrera, que podrá realizarse mediante prácticas en empresas. Su carácter, explica Romero, quiere ser predominantemente práctico, lo que no impide que se hayan programado unas 490 horas teóricas.

Su carácter es también puramente interdisciplinar, un adjetivo que el catedrático distingue de pluridisciplinar. El primero implica hacer una lectura "integrada" de las materias -en este caso de la Arquitectura; las Ciencias Ambientales; el Derecho; la Economía; la Sociología, la Geografía...-. Mientras el segundo es una mera "yuxtaposición" de las disciplinas.

El curso está dirigido a los recién egresados en todas las carreras que toca, a los funcionarios de la Administración regional y local y a "los profesionales de la privada que quieran adquirir una mayor bagaje".

¿Para qué los capacitará? Romero señala que la UE exige "evaluaciones ambientales estratégicas". Un campo que ha ido creciendo, que requiere especialistas y que ahora se aborda desde una perspectiva parcial y que cambia según la procedencia de su redactor, que puede ser un biólogo, un abogado o un economista. "No se trata de que los títulos actuales no sean solventes", sino que el sentido del posgrado es precisamente "culminar y perfeccionar" los conocimientos que aquellos aportan. La complejidad de las evaluaciones ambientales exigen pues "o de más de una persona o de una con una formación más amplia". "Por no hablar", añade, de otras categorías de gestión ambiental o de la elaboración de un Plan General de Ordenación Urbana.

El máster es uno de los primeros de estas características que se imparten en España, y presta una atención especial a la arquitectura del paisaje; la ordenación y el gobierno del territorio; los riesgos ambientales; la gestión urbanística o los sistemas de captura de información cartográfica. El objetivo es profundizar en los tres elementos que componen la gestión de un territorio: "La competencia económica, la cohesión social y la conservación medioambiental".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0005, 05 de junio de 2005.

Lo más visto en...

Top 50