Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Las quejas de Esperanza Aguirre

Últimamente he leído y escuchado en varios medios de comunicación que la señora Esperanza Aguirre se queja del "maltrato" que sufre la Comunidad de Madrid por parte del Gobierno central. Yo no le voy a discutir eso, pero esta mañana escuchaba que se quejaba de que habían paralizado la nueva radial, que el metro no llegará a no sé qué localidad...

En Teruel no nos quejamos de que nos paralicen una nueva radial, sino de que en ocho años de gobierno del PP hemos conseguido la maravilla de tener unos 35 kilómetros de autovía (los únicos en toda la provincia) que no unen Teruel con nada, sino, dos pueblos de Teruel entre ellos. En un año de Gobierno socialista seguimos teniendo los mismos 35 kilómetros... un gran avance.

No tenemos conexión de tren con Madrid: Teruel es la única capital de provincia que no la tiene, y ni el Gobierno anterior ni este nuevo nos intentan ayudar respondiendo a nuestra petición, que no me parece tan descabellada. Desde Teruel tenemos que viajar hasta Zaragoza o Valencia, para allí tomar un tren a la capital de España. Nos traen trenes de segunda o tercera mano, para hacer el recorrido hasta Valencia (140 kilómetros) en un poquito menos de tres horas... Y lo plantean como un gran avance.

Se supone que iban a descentralizar la Universidad de Zaragoza con campus en Teruel, para que tuviéramos oportunidad de estudiar aquí al menos alguna carrera y no tener que salir todos los jóvenes. Teruel solicitó Arquitectura, Comunicación Audiovisual y Bellas Artes, por ese orden. A Teruel, le han adjudicado Bellas Artes, Psicología (ya cursable por la UNED y adjudicada al mismo tiempo a la privada en Zaragoza) y Sociología (carrera en alza, como todo el mundo sabe). Arquitectura y Comunicación Audiovisual irán a Zaragoza, en la futura Universidad privada de San Jorge.

No sé quién tiene más motivos para quejarse, o ¿continúo con los ejemplos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de mayo de 2005