Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El metro de Sevilla sufre un nuevo socavón al fallar el sistema contra las filtraciones de agua

La Junta encarga una auditoría y pide "procedimientos más seguros" en el resto del trazado

La construcción de la línea 1 del metro de Sevilla sufrirá cambios para evitar filtraciones de agua que afecten a la seguridad del proyecto. El director de Metro de Sevilla, Ricardo Álvarez, admitió ayer que el socavón, abierto repentinamente el martes y que se rellenó de hormigón en las horas siguientes, evidencia "un fallo del sistema" aunque insistió en que no entrañó riesgos para operarios ni vecinos. Las constructoras emplearon una técnica para impermeabilizar la zona que fracasó y que estaba programada para otros dos puntos del trazado. Es el segundo incidente que se produce en el área en apenas un mes.

El socavón de tres metros de profundidad y cinco de diámetro abierto el martes en la confluencia entre la avenida República Argentina y la calle López de Gomara, en el barrio de Los Remedios, no puso en riesgo la seguridad de los trabajadores ni la de los vecinos. Las mediciones realizadas en las cercanías prueban que tampoco ha repercutido en los edificios cercanos, según Ricardo Álvarez. Pero es el segundo incidente que se registra en la misma zona, a unos 20 metros del lugar donde se abrió un badén de 40 centímetros que obligó a desviar el tráfico hace justo un mes. "Es la segunda parte del mismo incidente", aseguró Álvarez. Ambos lugares son "portillos", lugares de paso para el agua.

Por esta razón, la Junta de Andalucía ha encargado una auditoría al catedrático de Geotecnia de la Escuela Superior de Ingenieros de Madrid, José María Rodríguez Ortiz, con el objetivo de conocer las causas de los deslizamientos de tierra en ese tramo. "Las empresas actúan según su criterio pero si se produce un segundo incidente quiere decir que la Administración tiene que tener la garantía de que se están usando los mejores sistemas", señaló la consejera de Obras Públicas y Transportes, Concepción Gutiérrez.

También las empresas constructoras han solicitado un informe al catedrático de la Universidad Politécnica de Madrid, Carlos Oteo, para tratar de averiguar las razones del fracaso de una técnica de impermeabilización que ha funcionado en otras ciudades como Valencia, Madrid o Barcelona, según señaló Álvarez.

Las paredes subterráneas del metro se aislan mediante pantallas continuas de hormigón a lo largo de todo el trazado, una técnica de impermeabilización acreditada. Sin embargo, en tres puntos de la línea 1 se había previsto actuar con otra técnica (conocida como jet grouting, que consiste en la inyección de hormigón). El director de la concesionaria explicó que en la zona de Los Remedios donde se registró el socavón se dejó un metro sin hacer pantalla para evitar el corte a los vecinos de servicios básicos. Para afianzar esta zona, Álvarez indicó que las constructoras han propuesto "inyecciones localizadas de hormigón en los puntos de la entrada de agua".

El director gerente de Ferrocarriles Andaluces, Teófilo Serrano, informó que, tras el primer incidente de hace un mes, dio instrucciones para que en las otras dos zonas donde estaba prevista esta técnica (Portaceli y calle Barrau) se optara por "procedimientos más seguros". Los vecinos recibirán información directa por vez primera esta tarde en una reunión convocada por Obras Públicas. La asociación de comerciantes Asunción-Los Remedios criticó la "falta de información", informa Europa Press.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de mayo de 2005