ONCOLOGÍA | El Trastuzumab está indicado en tumores positivos a la proteína HER2, el 30% del total

Un fármaco reduce a la mitad las recaídas en el cáncer de mama más agresivo

Un fármaco de biotecnología, específicamente dirigido contra una proteína que interviene en la proliferación celular, reduce a la mitad el riesgo de recaída o metástasis en uno de los tipos de cáncer de mama más agresivos. Se trata de los tumores positivos a HER2, en los que la mutación genética provoca una producción excesiva de la proteína HER2, que hace que el tumor crezca más rápidamente y se extienda con más facilidad a otros órganos. Este tipo de mutación afecta a entre el 20% y el 30% de los casos de cáncer de mama. El medicamento, denominado Trastuzumab, es un anticuerpo monoclonal que bloquea la proliferación de esta proteína.

Aprobado en 1998 y comercializado con el nombre de Herceptin, el Trastuzumab había demostrado eficacia en un porcentaje significativo de mujeres con cáncer de mama avanzado, es decir, con metástasis en otros órganos. Ante estos esperanzadores resultados, el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos promovió dos extensos estudios para comprobar si, combinado con quimioterapia, podía prevenir las recaídas o metástasis en las mujeres operadas de cáncer de mama y que dieran positivo a HER2. Las recaídas en los tumores que sobreexpresan la proteína HER2 tienen peor pronóstico, según los especialistas, porque esta proteína hace que el tumor se extienda más rápidamente y con un mayor número de réplicas.

El tratamiento con Herceptin reduce la reaparición del cáncer del 33% al 15%

Más información

Evaluar la posible eficacia preventiva de este fármaco tenía gran importancia, pues se estima que el cáncer de mama que no tiene metástasis es totalmente curable, mientras que cuando ya se ha extendido a otros órganos, el tratamiento es más difícil. Clifford A. Hudis, jefe del servicio de medicina del cáncer de mama del Memorial Sloan-Kettering Cancer Center de Nueva York, califica los resultados de "gran noticia" y argumenta: "Una cosa es tratar una enfermedad recurrente y otra prevenir totalmente su reaparición. Se trata de evitar la recaída. Si no sufres una recaída, no puedes morir de la enfermedad", aclara.

Los estudios se iniciaron en 2000 y debían concluir dentro de dos años, pero los resultados de la revisión realizada ahora han sido tan concluyentes que se va a plantear la conveniencia de administrar este anticuerpo monoclonal a todas las mujeres positivas a HER2.

Los especialistas esperaban una reducción de aproximadamente un 25% en la tasa de recaídas. Los resultados preliminares son mucho mejores de lo esperado: "Las pacientes que recibieron Trastuzumab en combinación con la quimioterapia tuvieron una reducción del 52% en la tasa de recaídas, en comparación con las mujeres que sólo recibieron quimioterapia", indica una nota del Instituto Nacional del Cáncer. En concreto, entre las mujeres que tomaron el fármaco, sólo un 15% ha sufrido una recaída, frente a un 33% entre las que sólo recibieron quimioterapia.

"Es un resultado que cambiará la práctica clínica", afirma Edith A. Pérez, de la Clínica Mayo, en Jacksonville, Florida (EE UU), principal investigadora de uno de los ensayos. "La reducción en la reaparición de la enfermedad en este tipo de tumores es el mayor logro en investigación clínica sobre el cáncer de mama que he visto en mi vida", añade.

De momento, no se han facilitado otros detalles estadísticos del estudio. Edith Pérez ha precisado que los resultados se presentarán en el congreso de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO) que se celebrará en Orlando, Florida, el próximo mes. Las normas que rigen estos ensayos clínicos prohíben detallar los resultados antes.

En los estudios han participado más de 5.000 mujeres, aunque el análisis del que se han obtenido los resultados ahora anunciados se basa en la evolución de 3.300 de ellas.

La inmensa mayoría de las participantes tenían una afectación loco-regional, es decir, que el tumor se había extendido a los ganglios linfáticos. Los especialistas que han participado en los ensayos esperan que de la revisión se derive la recomendación de administrar el anticuerpo monoclonal junto a la quimioterapia a todas las mujeres que sufran un tumor positivo a HER2.

El estudio en cualquier caso deberá proseguir para determinar si el anticuerpo tiene efectos adversos a largo plazo. Ya se sabe que puede causar problemas cardiacos, concretamente insuficiencia cardiaca congestiva. La quimioterapia administrada a las mujeres del estudio provoca insuficiencia cardiaca en el 1% de los casos. La inclusión de Trastuzumab en el tratamiento ha elevado la tasa de afectación al 4%. El debilitamiento de músculo cardiaco que produce el medicamento es reversible y remite cuando se retira el tratamiento.

Prueba de mamografía a una paciente del hospital del Mar de Barcelona.
Prueba de mamografía a una paciente del hospital del Mar de Barcelona.CARMEN SECANELLA

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 02 de mayo de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50