Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

750 científicos de EE UU critican el gasto en los programas de bioterrorismo

Más de 750 científicos en EE UU denuncian en una carta abierta al director de los Institutos Nacionales de Salud (NIH), Elias Zaerhouni, que el gran impulso que se ha dado al estudio de unos pocos agentes relacionados con el bioterrorismo está afectando negativamente a la investigación de patógenos de gran importancia para la salud pública.

Los firmantes destacan que el número de subvenciones otorgadas para el estudio de agentes patógenos relacionados con biodefensa han aumentado en un 1.500%, desde 33 entre 1996 y 2000 hasta 497 entre 2001 y enero de 2005. En ese periodo han descendido entre un 27% y un 41% las investigaciones de otros microbios. Los patógenos priorizados son, por ejemplo, los causantes de la tularemia, el ántrax (carbunco), la peste o la melioidosis.

La carta, que se publica mañana en la revista Science, destaca: "La desviación de fondos de investigación desde proyectos de gran importancia desde el punto de vista de salud pública hacia proyectos de alta importancia en biodefensa pero baja en salud pública supone una dirección equivocada de las prioridades de los NIH y una crisis en la investigación en microbiología financiada por dichos institutos". Los científicos piden a Zerhouni que corrija esta desviación en las prioridades.

"Murieron cinco personas por los ataques de ántrax [en EE UU], mientras que mueren cada año miles o millones de malaria, cólera y otras enfermedades infecciosas, incluyendo muchas personas en este país", ha comentado Bonnie Basser, de la Universidad de Princeton y firmante de la carta, informa The Washington Post.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de marzo de 2005