INFRAESTRUCTURAS EN LA REGIÓN

Madrid crece bajo tierra con más de 20 kilómetros de túneles

El alcalde afronta hasta 2007 las obras de la M-30 y siete nuevos pasos subterráneos

Alberto Ruiz-Gallardón, alcalde de Madrid, ha proyectado casi veinte kilómetros de túneles: más que su antecesor, José María Álvarez del Manzano, que en 13 años de legislatura hizo 28 pasos subterráneos de 13 kilómetros en total. Sólo la reforma de la M-30 supondrá más de 15 kilómetros de túneles. Pero el Ayuntamiento ha proyectado además siete pasos subterráneos urbanos y un anillo de túneles bajo la antigua Ciudad Deportiva del Real Madrid.

Más información

Aunque ya han terminado las obras del túnel de Cuatro Caminos, el alcalde aún tiene muchos proyectos urbanísticos pendientes en el subsuelo de la ciudad. El más ambicioso de todos ellos es la reforma de la M-30, que costará más de 4.000 millones de euros -que el Ayuntamiento tendrá que pagar a plazos durante 35 años-. Las obras comenzaron en septiembre en ocho puntos de la ciudad a la vez. Darán lugar a 15 kilómetros más de túneles bajo Madrid.

Las tres obras principales de este proyecto son el soterramiento de más de cuatro kilómetros de carretera junto al río Manzanares y la construcción de sendos by-pass o grandes túneles que deben servir de atajo a la M-30 en el tramo norte y en el sur.

El bypass sur, que pretende evitar el atasco del nudo sur, es, de los ocho tramos ya en marcha, el más complejo y más caro: serán dos túneles gemelos, de cuatro kilómetros de longitud y tres carriles cada uno. El primero ordenará el tráfico hacia el este, y el segundo, hacia el oeste. Costarán 331.449.358 euros el primero y 410.293.819 el segundo.

Las obras del bypass norte no se realizarán esta legislatura, como estaba previsto, porque están pedientes de lo que suceda con la Operación Chamartín, paralizada desde hace años. Por último, el soterramiento de la M-30 junto al río está aún pendiente de adjudicación. Las obras comenzarán en el primer semestre de este año.

Además, la reforma de la vía de circunvalación prevé una serie de mejoras en los nudos de conexión del eje este (La Paloma, Costa Rica, Avenida de América, O'Donnell y Conde de Casal) que también incluyen pequeños tramos en túnel.

Relacionados indirectamente con la M-30 hay proyectados cinco pasos subterráneos más: uno paralelo al ya existente de Pío XII (que medirá 827 metros, como el actual, y costará 13,6 millones de euros); la prolongación del túnel de O'Donnell, que crecerá un kilómetro -pasará de 300 a 1.300 metros-, lo que supone que llegará desde Menéndez Pelayo a Torre España, y que costará 25,3 millones; un tercer paso bajo Bravo Murillo, de 1.300 metros, para unir Tetuán con la M-30 (con un presupuesto de 28 millones de euros); y, por último, dos túneles en el entorno de la avenida de Ventisquero de la Condesa, uno para unir esta vía con la M-40 y otro para conectar la avenida de la Ilustración con los barrios de Mirasierra, Puerta de Hierro y Peñagrande.

Al margen de la M-30 hay previstos otros dos túneles: por una parte, el subterráneo que comunicará la calle de Embajadores y Méndez Álvaro con la M-40 y la A-4, con un presupuesto inicial de 143,7 millones de euros; y por otra, la ampliación del túnel que cruza bajo la glorieta de Atocha, entre el paseo de la Infanta Isabel y la ronda de Valencia. La reforma ampliará en 220 metros ese paso inferior, que ahora mide casi medio kilómetro.

A estos siete túneles se une una obra que Ruiz-Gallardón se comprometió a realizar antes de 2007 pero que lleva un año de retraso: la construcción de un anillo subterráneo de distribución del tráfico bajo la antigua Ciudad Deportiva del Real Madrid, en el norte del paseo de la Castellana. Esa infraestructura, que los técnicos de la Concejalía de Urbanismo llaman Azquilla por su similitud con los túneles de Azca, costará 120 millones (el 80% lo paga el Ayuntamiento, y el 20% restante, los dueños de los cuatro rascacielos que se van a construir sobre ese suelo). Las obras se adjudicarán este mes y durarán dos años y medio.

El Ayuntamiento esconderá también bajo tierra en este mandato las subestaciones eléctricas de La Latina y de Arganzuela, y culminará el soterramiento, ya en marcha, de 500 metros de las vías de tren de Entrevías (Vallecas).

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0002, 02 de marzo de 2005.

Lo más visto en...

Top 50