Estadística y registro voluntario

La última oleada de la encuesta de población activa que elabora el Instituto Nacional de Estadística con carácter trimestral arrojaba un descenso del número de parados en la Comunidad Valenciana, que cifraba en 4.300 personas, gracias a la creación de cerca de 65.000 empleos a lo largo de 2004.

Los datos de paro registrado por el Inem, sin embargo, arrojan un aumento sostenido del número de parados durante los últimos cinco meses que arroja un incremento de casi 7.000 parados en términos interanuales.

José Antonio Martínez Serrano, economista, explica que los datos que ofrece el INE y el Inem "no son comparables" en ningún caso, puesto que el INE "elabora una estadística" mientras que el Inem se limita a ofrecer la evolución de "un registro voluntario".

El aumento de la población activa, que recoge el INE, varía en razón de la inmigración o de la incorporación de nuevos trabajadores. Y el número de parados se estima a partir de las declaraciones de personas que afirman estar dispuestas a trabajar.

Así, mientras el INE destaca el número de empleos creados en la provincia de Alicante, el Inem arroja los mayores aumentos porcentuales del paro.

Martínez Serrano sostiene que "la economía sumergida puede distorsionar las encuestas", pero insiste en negar la validez de cualquier comparación.

Gregorio Izquierdo, del Instituto de Estudios Económicos, explica que "a veces, la buena evolución de la economía genera el efecto del trabajador animado, la persona que no se había planteado trabajar opta por incorporarse al grupo de activos". Pero el "trabajador animado quedaría reflejado en las encuestas, no en el registro del Inem".

Otra explicación para el alza del paro registrado, de carácter coyuntural, deriva de la percepción que tienen muchos trabajadores del subsidio por desempleo. Según Izquierdo, "muchos trabajadores que cobra la percepción por desempleo no se plantean buscar trabajo hasta que se agota el plazo del subsidio", un proceder que provoca una distorsión entre las cifras de paro de ambos indicadores.

No es posible deducir a partir de los indicadores que los nuevos parados sean trabajadores de sectores tradicionales que pierden fuelle mientras que los nuevos trabajadores son inmigrante que se incorporan a nuevas tareas. "Solo los empleados de las oficinas del Servef podrían aclararlo", explica Martínez Serrano.

Tampoco es posible establecer que el paro registrado por Inem suba porque algunos perceptores del desempleo trabajen al margen.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0002, 02 de marzo de 2005.

Lo más visto en...

Top 50