Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CiU salva el presupuesto en Vic gracias a la abstención de un grupo xenófobo

La polémica ha llegado al pleno municipal de Vic (Osona). En el del pasado lunes, Convergència i Unió logró sacar adelante los presupuestos de 2005 gracias a la abstención de la Plataforma per Catalunya, partido de extrema derecha y xenófobo. El PSC, ERC e ICV han denunciado que CiU recurra al apoyo de un grupo al que califican de antidemocrático, e ICV ha pedido a la dirección convergente que desautorice al alcalde, Jacint Codina.

El mapa de Vic surgido de las pasadas municipales auguraba problemas, ya que CiU gobierna con 10 ediles, a uno de la mayoría. La izquierda suma otros 10, cinco de los socialistas, cuatro de ERC y uno de ICV. Completa el pleno el presidente de Plataforma per Catalunya (PxC), Josep Anglada, ex militante de Fuerza Nueva y partidario de restringir la inmigración.Las cuentas de 2005 se aprobaron gracias a la abstención de Anglada y el voto de calidad del alcalde, Jacint Codina.

El posible pacto entre CiU y PxC fue denunciado en el mismo pleno por el portavoz del PSC, Josep Burgaya. Éste cree que hubo pacto, porque "CiU no hubiera sometido los presupuestos a votación sin asegurarse de su aprobación".

Josep M. Font, de ERC, considera lamentable que los nacionalistas recurran a un grupo "que defiende el racismo y la xenofobia y que está representado por un personaje con los antecedentes de Anglada, cuando en reiteradas ocasiones el resto de los partidos han ofrecido pactar".

El vicepresidente de ICV, Jaume Bosch, calificó los hechos de "muy graves". Bosch recordó que en Francia, tras la entrada del partido de Jean-Marie le Pen en algunas instituciones, todos los partidos democráticos decidieron no adoptar acuerdos gracias al apoyo activo o pasivo del Frente Nacional.

El portavoz de CiU, Enric Castellnou, que asistió al congreso de PxC, niega cualquier pacto y pide a Bosch que "ICV riña también a los suyos porque gracias al voto de Anglada se aprobó el reglamento de parejas de hecho".

Por su parte, Josep Anglada defiende su derecho a votar a favor, en contra o a abstenerse en función de lo que le parezca mejor y basándose en el sentido común.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de marzo de 2005