Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Viggo Mortensen, el sencillo

Viggo Mortensen, Aragorn en El Señor de los Anillos, ha querido conocer León en solitario y de incógnito para identificarse aún más con el Capitán Alatriste, el personaje pendenciero creado por Arturo Pérez-Reverte que interpretará en la superproducción dirigida por Agustín Díaz y cuyo rodaje está previsto que comience el próximo lunes. Mortensen con su melena y gran mostacho paseó por León con un sencillo atuendo, visitando librerías del casco antiguo y tomando vinos en el barrio Húmedo, donde apenas fue reconocido por media docena de viandantes. Tanto fue así, que al entrar en el restaurante Zuloaga, situado junto a la catedral, el famoso actor norteamericano, irreconocible incluso para la admiradora más apasionada, pidió abstraído, en un casi perfecto castellano tras un largo silencio frente al camarero, un vino del país. Nacho, camarero del restaurante temió durante unos segundos dejarle solo ante el mostrador mientras iba a por el vino, "la pinta me mosqueaba, la caja está cerca..." y "eso que su mirada me era conocida...". Mortensen comió un pincho de morcilla, se bebió el vino de un trago, pagó los 1,50 euros de la consumición con un billete de 5 euros y la vuelta fue al bote. El actor salió como entró, en silencio y sin armar bulla. El cliente sospechoso se convirtió en generoso. Sólo alguien al fondo del comedor gritó tímidamente: "¡Ése era Aragorn!". La cocinera, Mariví, que ha soñado muchas noches con los ojos claros del actor, perdió la ocasión de su vida de cruzar la mirada con él. Todavía está enfadada con Nacho por no darse cuenta de a quién tenía enfrente.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de marzo de 2005