Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL DEBATE PARLAMENTARIO DEL 'PLAN IBARRETXE'

El PNV acusa a los grandes partidos de laminar el Estado autonómico

El portavoz del PNV, Josu Erkoreka, realizó el discurso más largo de todos los intervinientes para, en un tono tranquilo, lanzar duras acusaciones al PP y también al PSOE. "Tanto monta, monta tanto, Isabel como Fernando", llegó a decir para colocarlos a ambos en el mismo nivel por su interés para "laminar" el Estado autonómico y especialmente el Estatuto de autonomía vasco.

Para Erkoreka, el plan Ibarretxe llega al Congreso porque tanto los Gobiernos del PSOE como los del PP se han empeñado en impedir que se desarrolle el 30% del Estatuto de Gernika. "Es la crónica de una frustración", señaló para justificar el abandono del PNV de la línea de apoyo al texto de 1979.

El portavoz nacionalista, de la misma forma que había hecho poco antes el lehendakari, hizo un recorrido histórico por el "asunto vasco" que comienza en 1808. Y sobre todo se centró en las posiciones del PP y la derecha cuando se estaba negociando el Estatuto, en plena Transición. Una tras otra, fue desgranando citas -José María Ruiz-Gallardón, Manuel Fraga, Abel Matutes, José María Gil-Robles-, en las que se criticaba el Estatuto. "Conduce al independentismo", llegó a decir el padre del actual alcalde de Madrid, según Erkoreka. Su tesis principal consistía en que "los mismos que rechazaron el Estatuto en 1979" no pueden "convertirlo ahora en el Santo Grial. Mentían entonces y mienten ahora. Pero claro, es más fácil intoxicar que resolver el problema". "Se dijo que iba a dividir a España, que se aprobó gracias a la ayuda de ETA, que iba a traer la pobreza a Euskadi, que estaba ratificado en referéndum ilegal".

Los mismos argumentos

Incluso utilizó una frase de Blas Piñar en esos años. "Se aprovechan del clima de violencia existente", decía entonces el dirigente de la ultraderechista Fuerza Nueva. "Fíjense de quiénes son herederos", dijo Erkoreka mirando hacia los bancos del PP, a quienes acusó de utilizar los mismos argumentos de la derecha española de siempre para oponerse a las reclamaciones nacionalistas.

Para el PNV, no se puede pedir ahora un pacto entre nacionalistas y no nacionalistas porque quienes apoyan la Constitución deben ser calificados de nacionalistas españoles. "El artículo que marca la indisoluble unidad de España es el fundamento de la Constitución. Y es rabiosamente nacionalista".

En su réplica, Erkoreka, visiblemente cansado, subió los grados de su crítica, abandonó su habitual tono de consenso y acusó al PP de "insultar impunemente" al lehendakari. Incluso llegó a decir que el portavoz del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, "recogía argumentos de la extrema derecha". "Paso de contestarle porque nos llevamos bien", se rió Rubalcaba.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de febrero de 2005