La estación de esquí de Navacerrada carece de médico

La estación de esquí de Navacerrada, que gestiona la empresa pública Deporte y Montaña, que depende de la Consejería de Cultura y Deportes, ha comenzado la temporada sin un médico que pueda atender a los deportistas accidentados en sus pistas. El presidente del comité de empresa, Luis Miguel Peña Fernández, recuerda que "siempre" ha habido un facultativo contratado por Deporte y Montaña para prestar atención inmediata en las pistas, por lo que reclama que se contrate a uno.

Peña indica que el médico que trabajaba en la estación de Navacerrada desde 1992 figuraba en primer lugar de la lista de fijos discontinuos y se tenía que haber incorporado el 1 de diciembre, "pero no le han llamado", agrega. En su opinión, es necesario que se restablezca el servicio médico porque, aunque en Navacerrada hay una clínica de la Mutualidad General Deportiva donde los pisteros [monitores] trasladan a los heridos, "el problema surge cuando hay un accidente serio, dado que es el médico y no los pisteros, que no tienen ni los conocimientos ni la capacitación necesaria, el que mejor puede valorar las lesiones de un herido de gravedad y organizar su traslado".

Infrautilización

Además, el presidente del comité de empresa critica la "infrautilización de los remontes de uso turístico". "Los telesillas de la Estación y Guarramillas permanecen cerrados esta temporada, pese a la gran afluencia de personas que suben al puerto para disfrutar del paisaje", advierte.

Los trabajadores de Deporte y Montaña rechazan además el anuncio de Esperanza Aguirre de privatizar la estación y acusan a sus responsables de "incompetencia" en el aprovechamiento de las instalaciones. Antonio Hernando, consejero de Deporte y Montaña, responde que no es "obligatorio" que haya un médico en las pistas de esquí y, tras confirmar que "efectivamente no se ha contratado a los habituales nueve fijos discontinuos, entre los que está el médico de la estación", explicó que no se ha hecho porque las previsiones meteorológicas no garantizaban la apertura de la estación más de cinco días. "La previsión del inicio de la temporada era para cinco días, aprovechando las nieves que habían caído. Sabíamos que iban a subir las temperaturas y que no existía garantía de continuidad para esos trabajadores, si se contrataban", argumentó el consejero.

Hernando señaló que los médicos no serán contratados "hasta que las condiciones meteorológicas garanticen la apertura continuada de la estación", lo que tradicionalmente sucede a partir de enero.

Precisamente, la estación de Navacerrada cerró ayer sus puertas debido a la subida de las temperaturas nocturnas, que ha impedido a Deporte y Montaña mantener en funcionamiento los cañones de producción de nieve artificial. La estación inauguró la temporada el pasado sábado día 5.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 11 de diciembre de 2004.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50