TORMENTA POLÍTICA EN ITALIA

Prodi se estrena como líder de la oposición con un ataque a la "política inmoral"

Romano Prodi asumió ayer por primera vez en público la condición de jefe de la oposición italiana y lanzó, con un mitin en Milán al que asistieron 10.000 personas, la precampaña electoral del centroizquierda para las elecciones regionales de abril. Prodi criticó la "política inmoral" de Berlusconi, que a su juicio carecía "de valores y de principios". "Nosotros venceremos con la verdad y la coherencia y pondremos fin a unos años de gobierno desastroso", proclamó.

Ante un público entusiasta, que coreaba la palabra "unidad" y vitoreaba al nuevo líder, Prodi pronunció un discurso sosegado, leído en su mayor parte y escasamente exaltante. Las principales promesas del ex presidente de la Comisión Europea fueron cancelar tres de las grandes reformas acometidas por su rival, el presidente Silvio Berlusconi: la reforma de la Constitución, la reforma de la Justicia y la reforma electoral. Fue perceptible la indefinición de la llamada (por el momento) Gran Alianza Democrática, que aglutina a toda la oposición, pero carece aún de nombre definitivo y de programa.

Más información

Prodi se mostró inconcreto sobre la reducción de impuestos. "Han intentado definirnos como el partido de los impuestos, y se equivocan", dijo. "Nosotros creemos simplemente que los impuestos son el instrumento con que se financia el Estado para proporcionar a los ciudadanos la protección y los servicios que necesitan". "Quien tiene capacidad para pagar más, debe pagar más que quien tiene menos", agregó.

Según Prodi, la mejor fórmula para reducir paulatinamente la carga fiscal consistía en "perseguir a los evasores de impuestos", a quienes Berlusconi, en un acto electoral casi simultáneo desarrollado en Venecia, dijo comprender dada la "voracidad de un Estado que se queda, en algunos casos, con hasta el 60% de las rentas del ciudadano, lo que constituye una auténtica extorsión".

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 11 de diciembre de 2004.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50