Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Interior reforzará la costa de Alicante para combatir las mafias

Los grupos organizados operan en el litoral de Alicante, que tendrá un fiscal anticorrupción

El Ministerio del Interior ha anunciado que potenciará los efectivos policiales en el litoral mediterráneo, especialmente en Alicante, la Costa del Sol, y Baleares para combatir la creciente actividad de los grupos mafiosos, procedentes de los países del Este de Europa, y terroristas, especialmente lo de inspiración islamista. La actividad de estos grupos criminales en Alicante es reconocida por el Gobierno central y por la Administración de Justicia hasta el punto de que la Fiscalía General del Estado ha propuesto el nombramiento de un fiscal anticorrupción.

Grupos criminales se valen del negocio inmobiliario para el blanqueo de dinero

El anuncio del Ministerio del Interior se ha producido tras el trágico balance de una nueva acción de grupos mafiosos en este caso en Marbella (Málaga) que costó la vida a un niño y un hombre, ambos acribillados, por error, por dos sicarios. En Alicante, el goteo de crímenes por ajustes de cuentas relacionados con el narcotráfico, prostitución y blanqueo de dinero es continuo. El último caso, se registró la noche del jueves en un polígono industrial del sur de la ciudad de Alicante. Allí, un camionero de Orihuela resultó muerto a tiros. La investigación judicial relaciona el asesinato con un ajuste de cuentas por tráfico.

La costa del Sol y la de Alicante, sobre todo el tramo litoral entre Guardarmar del Segura, Torrevieja y Orihuela, se han convertido en los campos de operaciones predilectos de los grupos mafiosos y terroristas. Torrevieja ocupa uno de los primeros lugares en la lista estatal de delincuencia. Su laberíntica trama urbanística -indescifrable hasta para los agentes de la policía- conforma el mejor cobijo para la actividad de grupos criminales organizados.

Para combatir la delincuencia en Torrevieja, el Gobierno ya ha accedido a una vieja aspiración de las fuerzas políticas locales y vecinos la puesta en marcha de una Comisaría.

Además, a nivel central, se constituirá un grupo multidisciplinar altamente especializado, compuesto por agentes de Policía Judicial y Policía Científica, dirigido específicamente a la investigación de homicidios y búsqueda de desaparecidos. Este grupo tratará de dar respuesta a aquellas plantillas que no disponen de agentes especializados en casos de especial complejidad. Asimismo, la Dirección general de la Policía tiene previsto crear unidades especiales de Información e Investigación de Criminalidad Organizada (Greco), que se especializarán en la lucha contra los grupos criminales altamente especializados, que actúan con alto grado de peligrosidad y violencia. Para la recogida y análisis de información, se contará con la puesta en funcionamiento de Unidades Territoriales de Inteligencia (UTI). En este marco resultará esencial la colaboración internacional, según Interior, especialmente la de aquellos países de origen de los integrantes de las bandas organizadas, principalmente del Este europeo.

Mientras, la Guardia Civil tiene previsto incrementar sus unidades destinadas en la zona del Mediterráneo y Balerares con el objetivo de prevenir el terrorismo islamista, así como los equipos ya existentes en las comandancias de Almería, Algeciras y Alicante.

La ofensiva policial de Interior para combatir las mafias y los grupos terroristas se completa con otra decisión relevante desde el ámbito de la judicatura. Alicante Málaga y Baleares serán las tres únicas provincias que contarán con un fiscal especializado en la persecución de delitos de corrupción. En el caso de la Fiscalía de Alicante, a expensas del nombramiento oficial, el puesto será ocupado por el fiscal Felipe Briones. El fiscal jefe de la Audiencia, José Antonio Romero, decidirá, en función del volumen de asuntos, si Briones ejercerá su nueva función en exclusiva.

Romero, admite que el hecho de que la Fiscalía General del Estado proponga crear en Alicante la figura del delegado de la Fiscalía Anticorrupción es revelador de la importancia de este tipo de delincuencia. Las práctica más común de corrupción en Alicante es el blanqueo de dinero a través del negocio inmobiliario.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 12 de diciembre de 2004