Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Protesta vecinal contra 5 nuevos campos de golf en La Marina Alta

Mil personas piden en Sanet i Negrals la retirada de los proyectos

La ofensiva de los promotores para levantar macrourbanizaciones, con campo de golf incluido, en La Marina Alta encontró ayer una contundente respuesta en la plaza del Cristo de la localidad de Sanet i Negrals. Unas mil personas, en representación de colectivos cívicos, ecologistas y partidos, exigieron la retirada de cinco nuevos proyectos que se tramitan en otros tantos ayuntamientos de la comarca.

En la comarca de La Marina Alta funcionan en la actualidad dos campos de golf, uno ubicado en Dénia y un segundo en Xàbia. No obstante, en los últimos meses los promotores han presentado proyectos de macrourbanizaciones, con campo de golf incluido, en los términos de Ondara, Pego, Dénia, Sella y la mentada pequeña localidad de Sanet i Negrals. Las iniciativas, todas en fase de tramitación, incluyen una media de unas 1.500 nuevas viviendas, que en el caso de la última localidad implicará multiplicar por 10 su actual censo -apenas 500 habitantes-.

La plaza del Cristo de Sanet i Negrals fue el marco elegido por las entidades cívicas de la comarca -colectivos ecologistas de ámbito provincial y local-, así como partidos políticos, entre ellos el Bloc, Esquerra Unida y el PSPV, para expresar su protesta por estos nuevos proyectos urbanísticos. Los concentrados -unas mil personas, según los convocantes- acordaron constituir una Plataforma con el objetivo de presentar alegaciones a todos los proyectos y convocar nuevas movilizaciones en demanda de la retirada de estos planes.

"Los proyectos están fuera del sentido común y al margen de las necesidades socio-económicas de las poblaciones", comentó Dimas Montiel, miembro de la plataforma. "Ni tan siquiera desde el punto de vista de la oferta turística están justificados. Ya que disponemos de informes que sitúan la oferta de un campo de golf en el séptimo lugar de las razones que llevan a los visitantes a optar por esta zona como lugar para pasar sus vacaciones", añadió.

El portavoz de la plataforma resaltó también el negativo impacto ambiental de las futuras infraestructuras si llegan a materializarse, "especialmente en lo que se refiere a los ya mermados recursos hídricos", puntualizó. Montiel denunció que la mayoría de los proyectos responde al "afán especulativo" de los promotores, "que en algunos casos cuentan con la connivencia de los responsables de los gobiernos locales". En este sentido Montiel puso como ejemplo las ventajosas operaciones previas de compra del suelo para los promotores: "Compran a precio de suelo rústico y luego se lo recalifican como urbanizable", dijo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 12 de diciembre de 2004