Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Psicólogos y estudiantes de psicología se han encerrado en la UMU

Psicólogos y estudiantes de Psicología de Murcia comenzaron ayer un encierro de 24 horas en la facultad de Psicología de la Universidad de Murcia para exigir que la Psicología sea reconocida como una profesión sanitaria, algo que no contempla la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias (LOPS), actualmente en vigor.

Esta normativa sólo reconoce como profesionales sanitarios a los psicólogos clínicos, titulación que se obtiene tras un proceso restrictivo similar al MIR, llamado PIR (Psicólogo Interno Residente), para el que sólo se han convocado 74 plazas este año.

La representante de los alumnos de la facultad de Psicología de la Universidad de Murcia, Noelia Férez, señaló a EFE que con este encierro quieren expresar su descontento con el Real Decreto de Centros Sanitarios y la Ley de Organización de Profesiones Sanitarias, normas "que afectan a todos los psicólogos, porque dejan el ejercicio de la profesión en una situación de ambigüedad legal".

Simultáneamente se realizarán otras protestas y encierros en distintas ciudades españolas como Almería, Asturias, Barcelona, Bilbao, Girona, Granada, Sevilla, Santander y Madrid, entre otras.

"El objetivo de los encierros y manifestaciones es que los licenciados en Psicología sean reconocidos en la LOPS (Ley 44/2003) como profesionales sanitarios por su formación en promoción, prevención, diagnóstico, tratamiento y rehabilitación de los problemas de salud y del comportamiento en todos los ámbitos de la Psicología", señaló Férez.

Las protestas están respaldadas por los representantes de estudiantes de Psicología de España agrupados en el CEP-PIE, por el Consejo General de Colegios Oficiales de Psicólogos de España, por el Grupo por la Salud y la Psicología y por las facultades de Psicología de las universidades españolas.

"La Ley ni nos incluye ni nos excluye, sencillamente no nos menciona -explicó Férez- a pesar de que nos pasamos cinco años haciendo una carrera en la que recibimos formación en diagnóstico, evaluación y tratamiento de transtornos del comportamiento".

Férez prevé que más de 300 personas, entre alumnos, profesores, profesionales de la psicología y miembros de asociaciones de psicólogos e instituciones pasarán esta noche en el aulario de la facultad de Psicología.

"El Decanato de Psicología pagará la cena, un bocadillo y un botellín de agua, a todos los que pasen la noche en el edificio, mientras que el Colegio Oficial de Psicólogos de Murcia pagará la comida de mañana", indicó Férez.

Para hacer más llevadero el encierro, que concluirá a las 17:00 horas de mañana, los estudiantes han organizado, entre otras actividades, un maratón de cine que se prolongará toda la noche, además de prácticas de relajación y yoga.

Por su parte, el decano del Colegio Oficial de Psicólogos de Murcia, Manuel Medina, afirmó hoy en un comunicado que el setenta por ciento de los 1.100 psicólogos murcianos colegiados y más de mil estudiantes de psicología de la Región están afectados por las repercusiones de la LOPS.

Entre las soluciones que se proponen desde el Colegio Oficial de Psicólogos de Murcia se encuentra cambiar la Ley e incluir a los licenciados en Psicología en el listado de profesiones sanitarias, o bien que la licenciatura pase al marco de las Ciencias Sociales y Jurídicas a las Ciencias de la Salud, con lo que los licenciados serían considerados profesionales sanitarios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de noviembre de 2004