Un juez 'sentencia' a un entrenador

Una resolución judicial fija en qué supuestos deportivos se puede echar al técnico del Las Palmas

"En los dos próximos partidos (jornadas 12 y 13), el entrenador Don David Amaral estará en el banquillo de la UD Las Palmas, sea cual fuere el resultado de los mismos". Éstas no son declaraciones del presidente del club canario. Es el primer punto de una insólita resolución judicial, con fecha de 9 de noviembre de 2004, firmada por el magistrado-juez del Juzgado de lo Mercantil de Las Palmas, Juan José Cobo Plana, en la que se detalla en qué supuestos se puede despedir al técnico. Todos ellos en virtud de la clasificación del equipo en determinadas jornadas de Liga.

El juez confesó el pasado martes que lleva "cinco días sin dormir", desde que la semana pasada admitiera a trámite las solicitudes de concurso necesario (instada por el acreedor Ignacio Urquijo) y, dos días después, la de concurso voluntario (a petición del consejo de administración de la UD Las Palmas SAD). El club canario, bajo administración concursal, ha llegado a este punto ante la imposibilidad de los últimos años de reflotar una entidad con 55 años de historia y 60 millones de euros de deuda. La Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal, entró en vigor el pasado 1 de septiembre con la filosofía de procurar la continuidad de las sociedades anónimas en peligro de liquidación y sustituye a la de Suspensión de Pagos de 1922. El club considera que es su única baza de salvación. Como efecto inmediato se han desactivado todos los embargos que impedían la entrada de ingresos y se ha paralizado el endeudamiento progresivo por intereses y recargos, que sólo en el caso de la deuda con la Agencia Tributaria se contaba por 12.000 euros diarios.

El decepcionante arranque liguero -el club es 11º, a siete puntos de la zona de ascenso- y la derrota del pasado domingo en el Estadio de Gran Canaria frente a la UD Fuerteventura (0-1), convirtió el pasado martes la primera reunión del juez con los administradores concursales y el consejo de administración del club en una cita que debatiría el futuro del entrenador tinerfeño. Ante la sorpresa general se difundió la resolución judicial. Además del primer punto, el juez precisa en el segundo (ambos concernientes a la primera vuelta de la Liga) que el entrenador continuirá "salvo que se produzca alguna de las circunstancias siguientes: a) Si el equipo se coloca, en cualquier jornada, a 10 ó más puntos del cuarto clasificado. b) Si, tras la última jornada de la primera vuelta (jornada 19), el equipo está colocado a 7 o más puntos del cuarto clasificado".

En el apartado segundo de la resolución (sobre la segunda vuelta), Cobo Plana precisa: "1º. Si a la finalización de la primera vuelta Don David Amaral sigue al frente del equipo, en los cuatro primeros partidos de la segunda vuelta (jornadas 20 a 23) el Sr. Amaral seguirá dirigiendo el banquillo de la UD Las Palmas, sea cual fuere el resultado de los mismos. 2º. En el tiempo restante hasta la finalización de la temporada regular (jornadas 24 a 38), Don David Amaral continuirá (...) salvo que se produzcan alguna de las circunstancias siguientes: a) Si el equipo se coloca, en cualquier jornada, a 6 o más puntos del cuarto clasificado. b) Si en el cómputo de partidos jugados durante la segunda vuelta, la media de diferencia de puntos con el cuarto clasificado supera, en cualquier jornada, los 4 puntos".

Esta resolución permite al consejo, de no cumplirse estas exigencias mínimas, con el visto bueno de la administración concursal y sin previa autorización del juez, disponer "lo necesario para la extinción de la relación contractual" con el entrenador. Será competencia exclusiva del consejo de administración la elección del nuevo técnico, aunque para todo lo relacionado con su contrato "y demás aspectos económicos" será necesario "el visto bueno de la administración concursal, sin precisar la autorización del juez".

A la difusión de esta resolución siguió una rueda de prensa improvisada a las puertas del Juzgado en la que Cobo Plana explicó las razones que le llevaron a redactarla. "Pretendo que haya una objetividad para que no estemos todos los domingos planteando si se destituye o no a este entrenador. Tengo la absoluta necesidad de poder dormir. Llevo cinco días sin hacerlo por algo que me desborda totalmente. Como juez estoy acostumbrado a que mis entencias sean claras. Ahora él asume el reto junto a sus jugadores". Según sus propias palabras, ésta ha sido la última vez que se relacionará con los medios de comunicación. "No quiero ser protagonista. Cuando vaya al Estadio no iré al palco. Me sentaré junto al resto de los aficionados".

El juez Cobo explica su resolución sobre el técnico del Las Palmas.
El juez Cobo explica su resolución sobre el técnico del Las Palmas.JOSÉ CARLOS GUERRA
David Amaral.
David Amaral.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS