Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP en bloque apoya el ensayo con embriones que esquiva la ley

La ministra de Sanidad advierte de que hará cumplir las normas

Los siete consejeros de Sanidad del PP, con la ex ministra Ana Pastor al frente, escenificaron ayer en Valencia su respaldo a la investigación que ha permitido obtener células madre a partir de embriones humanos congelados, a pesar de que el ensayo no se pliega a la ley impulsada por la propia Pastor. Su sucesora, Elena Salgado, insistió en que el ensayo que ampara la Generalitat valenciana es ilegal y en que hará cumplir las normas.

Flanqueada por los siete consejeros, Ana Pastor presentó ayer en la sede del PP en Valencia una declaración de impulso a la investigación con células madre embrionarias, que deja atrás los años de oposición a este tipo de ensayos, que obligaron a un científico valenciano, Bernat Soria, a llevar sus investigaciones con células madre humanas al Reino Unido y Singapur. "Nosotros no hemos cambiado, sólo hemos dicho que había algunos que hacían demagogia", se defendió la ex ministra.

Pastor señaló que el trabajo desarrollado por un equipo del Instituto Valenciano de Infertilidad ha sido posible gracias a que el PP ha creado el marco jurídico "a partir del cual las autonomías pueden desarrollar sus proyectos", en relación a la reforma de la ley de reproducción asistida de noviembre de 2003 y el real decreto de enero de 2004 que dio a luz el Centro Nacional de Trasplantes y Medicina Regenerativa (Cenatmer). ¿Por qué a partir de entonces no se autorizaron los proyectos de Soria, paralizados tres años antes?. "Que yo sepa, tras aprobar la ley no ha presentado a la Consejería de Sanidad ni al Cenatmer ninguna solicitud", apuntó la actual coordinadora de participación y acción sectorial del PP.

A los posibles problemas legales de la investigación se refirió Vicente Rambla, el consejero valenciano de Sanidad. La Generalitat Valenciana decidió por su cuenta autorizar la investigación sin el aval del Ministerio a pesar de que aún no se ha constituido la comisión encargada de autorizar los trabajos con embriones humanos ni se ha regulado la forma en que los progenitores pueden dar el consentimiento de cesión de los embriones congelados. Esto no supone ningún problema para el consejero. "Lo que no podemos es cumplir un decreto, una orden o un reglamento que el ministerio saque dentro de tres meses: cumplimos la normativa vigente hoy".

Muy distinta es la opinión de la ministra de Sanidad, Elena Salgado. Ayer insistió en que la investigación no ha cumplido los requisitos legales y recordó que su departamento "tiene la obligación de hacer cumplir la normativa", aunque la legislación actual "no sea la que al ministerio le habría gustado hacer cumplir". Salgado manifestó que el Gobierno apuesta decididamente por la investigación con céulas madre embrionarias "con las mínimas restricciones posibles", frente a la ley del Partido Popular "que impone algunas limitaciones".

Antes del acto sobre células madre, los consejeros de Sanidad del PP constituyeron un foro de debate sanitario para abordar cuestiones de interés común al margen del Consejo Interterritorial, el órgano estatal de coordinación de política sanitaria de las distintas autonomías.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de julio de 2004