Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía libera en Vigo a una mujer secuestrada en Estoril y detiene a sus captores

Una llamada a través de un teléfono móvil permitió a la policía dar con la pista de tres hombres, un español y dos británicos, que el pasado domingo habían secuestrado a una ciudadana canadiense en Estoril (Portugal). Las fuerzas de seguridad liberaron a la mujer y detuvieron a los captores en Vigo, donde éstos habían citado al marido de la secuestrada para que les entregase un rescate de 90.000 euros. En la ciudad gallega residían dos de los arrestados.

La policía fue advertida por sus colegas portugueses del secuestro de la mujer y del propósito de los captores de trasladarla a España. Después de raptarla en Estoril (localidad próxima a Lisboa), los tres hombres la llevaron a Cáceres en un automóvil de alquiler y desde allí la trasladaron a Vigo. Las fuerzas de seguridad dieron con su pista gracias a que los captores llamaron a través de un teléfono móvil al marido de la secuestrada para exigirle que viajase a la ciudad gallega en autobús para entregarles un rescate de 90.000 euros.

Deuda y rescate

Desde Cáceres, la mujer también se puso en contacto telefónico con su padre, residente en Canadá. Las investigaciones apuntan a que existía una relación económica entre los secuestradores y el esposo de la víctima, quien había contraído con ellos una deuda equivalente al importe que le exigían por la liberación de su mujer, según informó ayer el subdelegado del Gobierno en Pontevedra, Delfín Fernández.

Desde el lunes por la noche, la policía estableció controles en la frontera de Portugal con Galicia y en los accesos a Vigo. En la plaza de España de esta ciudad fue interceptado el coche en el que viajaban los captores y su víctima.

Los detenidos son Marcos Manuel G. E., de 41 años, sin antecedentes policiales, y el británico Sean Peter R., de 29, ambos residentes en Vigo, y Michel Alexander O., nacido en la ciudad canadiense de Vancouver, pero también con pasaporte del Reino Unido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de julio de 2004