Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los agricultores, acusados de falsedad y fraude de subvenciones

El fiscal David Martínez Madero ha solicitado penas que oscilan entre los siete meses y tres años de cárcel para 18 agricultores o transformadores de lino que se enriquecieron cobrando subvenciones comunitarias que no les correspondían. El fiscal les acusa de delitos de falsedad y fraude de subvenciones.

Así, pide tres años de prisión para Gonzalo y Enrique Ruiz, Antonio Muñoz , Eugenio Alabarces, Esperanza Arroyo, Jesús García, Pedro Millán y Juan Martínez; dos años para Celedonio Martín, Victoriano Blanco, José Manuel Pérez y Alberto García; un año y medio de prisión para Manuel y Santiago Rojo y Eusebio Arroyo; un año de cárcel para Enrique Ayala y Fernando Calvé, y siete meses para Julián Guillén.

El fiscal destaca en su escrito que en España no se cultivó lino hasta 1992, y que en la campaña 1998-1999 llegaron a plantarse 91.400 hectáreas. Ese crecimiento "no estaba justificado ni por las condiciones climáticas existentes en la mayor parte del territorio español ni por la exigua comercialización del producto realmente cultivado", ya que las necesidades se cubrían importando el lino terminado.

Actividad generalizada

Para prevenir abusos se establecieron una serie de obligaciones como el que los productores tenían que transformar las varillas de lino. Así buena parte de los que se habían aprovechado de la situación decidieron agruparse para constituir sociedades para transformar las varillas de lino. Algunos imputados urdieron un plan para asesorar a los agricultores a salvar los trámites burocráticos.

El fiscal sostiene que hubo una "actividad defraudatoria a los fondos comunitarios generalizada y constatable que se instrumentó por empresas transformadoras de varilla de lino textil a través de solicitudes de subvención formalmente cumplimentadas por sus hipotéticos perceptores y destinatarios, a las que se acompañaron determinadas certificaciones que fueron confeccionadas con el fin de obtener las ayudas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de julio de 2004