Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zaplana respalda a Aznar, y Piqué aboga por que el PP "module" su discurso

"El señor Aznar ha dicho lo que hemos dicho siempre", contestó ayer Eduardo Zaplana, portavoz del PP en el Congreso, a la pregunta de si su partido y su líder, Mariano Rajoy, mantienen las mismas posiciones que el ex presidente. "Lo que ha dicho Aznar y lo que dice Rajoy tiene coherencia absoluta. La posición de ambos y de todos nosotros es la misma, absolutamente". Según él, coinciden en la reforma de la Constitución española, que Aznar califica del "mayor error imaginable" y Rajoy está dispuesto a estudiar. Y también coinciden en la nueva Constitución europea, sobre la que el ex presidente pidió "reflexionar bien y actuar en consecuencia" y Rajoy anunció que el PP "votará sí".

La "coherencia absoluta" sobre la reforma de la Constitución consiste, según Zaplana, en que el PP "no pide ni solicita ni ve la necesidad de esa reforma". Y que cree que abrir "ese melón puede dañar la estabilidad constitucional". Ahora bien, "si el Gobierno presenta una propuesta de reforma constitucional, lo que hasta ahora no ha hecho, el PP la estudiará". Al menos, para "evitar que se diga que no quieren negociar".

Y esa misma "coherencia" respecto a la Constitución europea se explica en criticar la "pérdida a cambio de nada del peso en votos que logró España en el Tratado de Niza", para después mantener que el PP pedirá "el voto afirmativo" en el referéndum. La posición de Rajoy sobre la Constitución europea se resume en una frase: "El PP votará a favor de todo lo que sea sensato y no hará oportunismo".

Pese a las aseveraciones de Zaplana sobre la unanimidad del PP, su presidente en Cataluña, Josep Piqué, marcó ayer diferencias con el discurso de Aznar en declaraciones a Onda Catalana. "Es obvio que el principal partido de la oposición" debe estar presente en el debate de la reforma de la Constitución planteada por el Gobierno socialista con el apoyo de diferentes grupos en el Congreso". Piqué señaló que Aznar "tiene todo el derecho a decir lo que crea oportuno", pero añadió que el partido debe gestionar ahora "una nueva situación política desde la oposición y modular los discursos en función de esto. No podemos mantener los mismos discursos que cuando gobernábamos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de julio de 2004